Declaraciones de 'paras' se utilizarán en otros procesos

Corte Constitucional respaldó la ley de justicia transicional resolviendo así la situación jurídica de 20 mil paramilitares desmovilizados.

La Corte Constitucional amplió los términos de la ley 1424 de 2010, más conocida como la ley transicional, para los paramilitares y guerrilleros desmovilizados se puedan seguir teniendo beneficios jurídicos a cambio de su cooperación con la reconstrucción histórica y con el proceso de reparación de bienes.

“El término de terceros en efecto sirve como un boomerang para el proceso de verdad que se busca”, precisó la Corte.

Según el presidente del alto tribunal, Juan Carlos Henao, los desmovilizados no tienen obligación de rendir testimonio en contra de su esposa o compañera sentimental, así como sus parientes segundo grado de afinidad y cuarto de consanguinidad.

Igualmente los testimonios de estos no podrán afectar a los otros desmovilizados, excepto a los comandantes paramilitares que fueron cobijados con la ley de Justicia y Paz.  

Según el magistrado Henao, estos beneficios establecen medidas “para suspender las ordenes de captura” en contra de los guerrilleros o paramilitares que registren una alta colaboración con la justicia.

Igualmente, se “minimizaran” las condenas de aquellos que registren un abandono total de las armas y colaboren activamente con los programas de reparación, resolviendo así la situación jurídica en la que se encontraban inmersos más de 20 mil paramiltares.

En el artículo demandado sobre el término “sin recurso alguno” se declaró parcialmente exequible, haciendo la salvedad de que esto solamente en los autos en los que se “suspende la ejecución la pena”.

Según el presidente de la Corte Constitucional, esto se explica en el hecho de “que es necesario para las víctimas que existan recursos, para que se conozca la verdad”, por lo que se aplican la reposición y la apelación solamente en estas decisiones.

“El concierto es una asociación de un grupo de personas para cometer delitos simples o de grave humanidad, ya sea reunirse para robar gallinas, celulares o para hacer masacres”, señaló el magistrado Henao haciendo referencia a que el término no solamente cobija a guerrilleros o paramilitares.

La norma entrará en vigencia una vez sea expedida y publicada por parte del alto tribunal. 
 

Temas relacionados