Con decreto, Gobierno hace efectiva sanción disciplinaria contra Samuel Moreno

El exalcalde de Bogotá fue destituido e inhabilitado por 18 años para ejercer cargos públicos por su participación en el "carrusel de la contratación".

El Ministerio del Interior emitió un decreto por medio de la cual se hizo efectiva la destitución del exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas. El exmandatario disttrital fue iinhabilitado por 18 años para ejercer cargos públicos por su activa participacion y responsabilidad en los hechos que rodearon el denominado escándalo del "carrusel de la contrataciión".

Por medio del decreto 1474 de 2016 se hace efectiva la sanción disciplinaria emitida por la Procuraduría General el 4 de agosto de 2015 y ratificada el pasado 29 de julio en contra de Moreno Rojas por su participación en los hechos que rodearon la celebración irregular de millonarios contratos viales durante su Alcaldía (2009-2011) a cambio de comisiones. 

El Ministerio Público determinó que el exmandatario distrital incurrió en faltas disciplinarias puesto que incurrió en irregularidades para la cesión del contrato de la Fase III de TransMilenio que tenían los Nule al Grupo Empresarial Vías de Bogotá, Conalvías que no cumplía con los requisitos exigidos.

Para esto la entonces directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Liliana Pardo Gaona -quien enfrenta dos procesos penales- realizó maniobras dirigidas para que otras empresas no pudieran participar en este proceso de cesión, esto debido a los incumplimientos en la ejecución del contrato por parte de los Nule.

"La cesión del contrato se llevó a cabo en las instalaciones del Hotel Tequendama el 18 de febrero del 2010, con la activa participación de Samuel Moreno Rojas, quien direccionó ese acto para que se cediera el contrato única y exclusivamente a la promesa de sociedad futura Vías de Bogotá", precisó.

Esto pese a que para la época de los hechos "no estaba habilitada ni jurídica ni financieramente para adelantar las obras de TransMilenio en lo que correspondió a la Fase III de la calle 26", enfatizó el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado en rueda de prensa en la tarde de este martes.

"Una vez hecha la cesión, el IDU procedió a modificar las condiciones del contrato, en precio, plazo y disminución de obra, a través de otrosíes que se firmaron entre febrero y octubre de 2010, los cuales generaron unos sobrecostos que favorecieron en más de 190 mil millones de pesos a Conalvías", explicó.

En la investigación disciplinaria se pudo determinar que Conalvías "no devolvíó lo más de 28 mil millones de pesos al IDU del anticipo al contrato, ya que Liliana Pardo Gaona, como directora general del IDU, determinada por Samuel Moreno Rojas, omitió el cobro por dicho monto" a la empresa beneficiaria.

Moreno Rojas, quien fue suspendido de su cargo por la Procuraduría en mayo de 2011, enfrenta actualmente dos procesos penales por su participación en el que se considera el mayor escándalo de corrupción administrativa en la historia del país. En marzo del presente año fue condenado a 18 años de prisión por su resonsabilidad en las irregularidades en el contrato para la prestación del servicio de ambulancias en Bogotá. 

El exburgomaestre fue sentenciado por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho. El juzgado determinó que en el año 2009 solicitó una comisión para entregarle al empresario Emilio Tapia el contrato para el manejo de la red de ambulancias que tuvo un valor superior a los 67 mil millones de pesos.

Desde septiembre de 2011 se encuentra privado de su libertad en la Escuela de Carabineros en el centro de Bogotá.