Defensa de Luis Alfredo Ramos insiste que hay falsos testigos

Cuestionan una vez más la actuación del senador Iván Cepeda.

La defensa de Luis Alfredo Ramos señaló que el país está sufriendo un “cáncer llamado falsos testigos”, en medio del proceso que se adelanta en la Corte Suprema de Justicia en contra del exgobernador por presuntos nexos con grupos paramilitares.

El abogado Luis Gustavo Moreno dijo que estos casos no tienen que ver con el actual escenario político que vive el país.

“Esto no se trata de la polarización política que sufre el país, ni del uribismo o el senador Iván Cepeda Castro, como lo quieren hacer ver desviando la atención de las contundentes pruebas que existen contra testigos mentiroso que enredaron a Luis Alfredo Ramos, a Nancy Patricia Gutiérrez o al almirante (r) Gabriel Arango Bacci, inclusive a varios congresistas o líderes de la oposición, esto va más allá…y es que en efecto el testimonio se vende o se compra para afectar las personas de bien y engañar a la justicia”, sostuvo.

Según el jurista, en los procesos que adelanta la Fiscalía donde es reconocido como víctima Luis Alfredo Ramos, existen pruebas contundentes, videos, grabaciones de llamadas y evidencia probatoria que establecen la existen falsos testigos.

“¿Quiénes están detrás de ellos? Es la justicia quien lo establecerá y no un abogado defensor, como erradamente se ha dicho para crear una cortina de humo, y evitar dar el debate de fondo”, sostuvo el abogado.

En ese sentido, Moreno dijo que llama la atención que las “afirmaciones mentirosas” del testigo sindicado por falso testimonio, Carlos Areiza Arango, quien ha logrado aplazar la audiencia de imputación de cargos en cuatro oportunidades diferentes.

“Denunciar los testigos mentirosos no es un delito es un deber, le aporta a la democracia y es sano para el país, no es una estrategia para empañar el debate que se le hizo al uribismo, hecho que no guarda relación con Luis Alfredo Ramos, ni con las investigaciones que adelanta la Fiscalía General de la Nación por falso testimonio, es importante revisar las fechas de las pruebas donde en efecto se evidencian que los orígenes de ellas se dan incluso años atrás del debate al que hace referencia el senador Cepeda ¿por qué no desmiente y denuncia a los testigos que lo mencionan?”, indicó.

Y agregó: “El país no los conoció antes porque el juicio de Luis Alfredo Ramos inició a finales de enero y la ley procesal no permitía hacer pública la investigación por ser secreta y sólo hasta el juicio se hace pública”.

De acuerdo a la defensa, las pruebas testimoniales que incriminan al senador Cepeda como el supuesto determinador de los falsos testigos se recaudaron por la Fiscalía mucho antes del debate que el congresista marca como la causa de los señalamientos.

Moreno indicó además que existen otro tipo de evidencias probatorias que lo señalan y debe ser la justicia quien determine si existe responsabilidad de Cepeda o si por el contrario “se tratan de más mentiras de los mismos falsos testigos que se evidenciaron contra Luis Alfredo Ramos y que hoy señalan al senador del Polo”.

Finalmente, el abogado indicó que Luis Alfredo Ramos no hace parte de ninguna estrategia política como lo señala el senador Cepeda porque “se trata de abogados defensores, profesores y catedráticos con consideraciones jurídicas y no de otra índole”.  

Lo dicho por Iván Cepeda

Este domingo, en entrevista con Cecilia Orozco, el senador Iván Cepeda dijo que en el abogado Luis Gustavo Moreno “es evidente que sus afirmaciones oscilan entre las acusaciones temerarias y la evidencia de que no tiene cómo sustentar una acusación en mi contra”. (Lea: “Quien debe dar explicaciones es Ramos, no yo”, según Cepeda)

“Lo que se Ibusca es crear un ambiente de confusión en que se pierda la cuestión esencial. Esta es que Ramos confesó que se reunió con alias Ernesto Báez y que existen indicios de otros encuentros suyos con jefes paramilitares. Por supuesto, quien debe dar explicaciones es él, no yo”, manifestó.

Al ser preguntado sobre presiones a un testigo en el caso de Ramos, el senador dijo que “volvemos a la táctica: crear una gigantesca confusión en la opinión pública y en el ámbito de la administración de justicia para no enfrentar las denuncias judiciales”.

“Quien acusa es acusado y los hechos reales se presentan como si fueran falsos utilizando para ello a falsos testigos que declaran nuevas falsedades para distorsionar la realidad. Mire usted este trabalenguas: así de retorcida es la estrategia de impunidad del uribismo”, agregó.