Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 12 horas

Defensa de Natalia Ponce solicitará práctica de examen psiquiátrico del agresor

El abogado de la joven atacada con ácido pedirá que Jonathan Vega Chávez sea conducido a Medicina Legal.

El abogado Abelardo de la Espriella, quien defiende los intereses de la joven Natalia Ponce de León manifestó que solicitará la conducción de Jonathan Vega Chávez al Instituto de Medicina Legal para que se le practique el examen psiquiátrico.

El jurista considera de vital importancia este examen para que se sume a los elementos materiales probatorios que se presentarán contra el agresor de la joven. De la Espriella manifestó que si es necesario los peritos deberán desplazarse hasta el centro carcelario y realizar el examen psiquiátrico.

Para la defensa de la joven esto demostrará que Vega Chávez no tiene ningún problema psicológico sino que su acción fue dirigida a afectar directamente la integridad de la mujer. La audiencia que se tenía programada para este martes en la que un juez iba a resolver la solicitud de la agredida tuvo que aplazarse debido a la no presencia del abogado defensor del atacante.

Ante esto se solicitará en los próximos días que se inicia una investigación disciplinaria contra el profesional del derecho pues que el juicio se encuentra estancado desde hace más de tres meses hasta que no se tome una decisión de fondo frente a la práctica de este examen.

La Sala Penal del Tribunal Superior autorizó su realización sin embargo el director de Medicina Legal manifestó que no se puede obligar que se haga. Vega Chávez se encuentra privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá.

La Fiscalía General lo acusó formalmente por el delito de homicidio agravado en la modalidad de tentativa. Según la investigación el hombre de 32 años llegó al edificio donde residía la joven y se hizo pasar como Bernardo Londoño, quien había sido su pareja sentimental. Pocos minutos después ella bajó a la recepción, en ese momento Chávez Vega le arrojó sobre su rostro la sustancia y emprendió la huida.

Ponce de León sufrió quemaduras de primer y segundo grado en su rostro, sus brazos, parte de su pecho y abdomen e inclusive sus piernas. Para el ente investigador este ataque fue preparado con mucha anterioridad puesto que el 6 de diciembre de 2013 compró el ácido en una ferretería en la localidad de Chapinero.