‘Los 12 Apóstoles’

Defensa de Santiago Uribe asegura que no se acogerá a la JEP

El abogado Jaime Granados Peña indicó que este viernes se presentarán en el juzgado de Medellín las pruebas con las que pretende demostrar la inocencia del ganadero.

El abogado Jaime Granados Peña, quien defiende los intereses del ganadero Santiago Uribe Vélez, aseguró que su cliente no tiene pensado acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el proceso que se le adelanta por sus presuntos nexos con el grupo paramilitar conocido como “Los 12 Apóstoles” que delinquió en el municipio de Yarumal (Antioquia) en la década de los ochenta.

El jurista explicó que “no es cierto” que Uribe Vélez esté buscando los beneficios de dicha jurisdicción especial. Igualmente indicó que este viernes presentará ante el juzgado primero penal especializado de Antioquia las pruebas que se presentarán en el juicio y con las cuales esperan demostrar la inocencia del hermano menor del expresidente Álvaro Uribe Vélez. (Ver: Tribunal pide investigar a Santiago Uribe Vélez por nexos con paramilitares)

Uribe Vélez, quien se encuentra privado de su libertad en una guarnición militar desde marzo de 2016, es procesado por su presunta participación en los delitos de concierto para delinquir para promover grupos armados ilegales y homicidio agravado. Su defensa ha sostenido en diferentes oportunidades que cuenta con todas las pruebas para demostrar que los testigos citados por la Fiscalía en el escrito de acusación han faltado a la verdad.

Fuentes cercanas al caso señalaron que la defensa de Uribe Vélez argumentará que los testigos han incurrido en contradicciones de tiempo, modo y lugar frente a los hechos materia de investigación. Entre los elementos materiales probatorios se encuentran las declaraciones que rindieron el mayor (r) Juan Carlos Meneses y  Eunicio Alfonso Pineda Luján cuando inició la investigación y las que entregaron después. 

La investigación de la Fiscalía General indica que en la década de los ochenta, un grupo de empresarios y comerciantes de Yarumal se juntaron para crear una estructura armada que los protegiera de los grupos guerrilleros que delinquían en la zona. Para esto se entregaron altas sumas de dinero con el único fin de comprar armas y darles toda la dotación necesaria. 

Para ejecutar sus planes, "Los 12 Apóstoles" tuvieron la complacencia de miembros de la Fuerza Pública, los cuales también recibieron altas sumas de dinero para apoyar las acciones ilegales que ejecutaron los integrantes de ese grupo contra todo aquello que tuviera tintes subversivos o estuviera en contra de sus intereses en la región.

Rápidamente este grupo armado ilegal se expandió por otras zonas de Antioquia. La Fiscalía General cuenta con elementos materiales probatorios, entre los que se encuentran testimonios y documentos, que evidencian la forma en cómo se estructuró este grupo y sus acciones ilegales. 

"Los 12 Apóstoles"

El ganadero es investigado por haber presuntamente ordenado el crimen de Camilo Barrientos, un conductor de bus que asesinado el 25 de febrero de 1994 cuando se movilizaba por Yarumal. Los testigos tenidos en cuenta por parte del ente acusador señalan que Uribe Vélez habría dado la orden por considerarlo un auxiliar de la guerrilla. 

Alexánder Amaya Vargas, quien fue entonces agente de Policía de Yarumal y además fue escolta del declarante estrella del caso, el mayor (r) de la Policía, Juan Carlos Meneses. Amaya declaró por primera vez el 9 de agosto de 1996. En ese momento afirmó que en febrero de 1994, bajo órdenes del mayor Meneses, estuvo presente en una reunión en la hacienda La Carolina. A dicho encuentro asisiteron varios miembros del grupo paramilitar, y también estuvo Santiago Uribe. Según el agente y escolta, los crímenes que cometían "Los 12 Apóstoles" eran financiados por Álvaro Vásquez y por Santiago Uribe.

Según la investigación de la Fiscalía General en la Finca La Carolina se adelantaron una serie de reuniones dirigidas a conformar un grupo armado para combatir a los grupos subversivos, adelantar labores de limpieza social y dar seguridad a los empresarios y ganaderos. En dichos encuentros se planeó y ejecutó la idea de crear a la estructura que más tarde sería conocida como ‘Los 12 Apóstoles’ debido a la influencia del sacerdote del municipio.