Defensa de Uribe presenta nuevo testigo y pide a la Fiscalía evaluar su veracidad

Noticias destacadas de Judicial

La defensa del expresidente Álvaro Uribe radicó este martes 2 de marzo ante la Fiscalía las declaraciones de Francisco Javier Taborda, un exparamilitar condenado en 2015 por falso testimonio y que hoy cuestiona la versión de Juan Guillermo Monsalve contra Uribe. “Lo que le solicitamos a la Fiscalía es que confirme la veracidad de lo que dijo”, le dijo Jaime Granados a este diario. Iván Cepeda lo tilda de ser “testigo reciclado”.

Faltan pocas horas para que el fiscal que está al frente del caso contra el expresidente Álvaro Uribe, Gabriel Jaimes, defina si acusará al exmandatario o si, por el contrario, solicita la preclusión de la investigación en su contra. La contrarreloj está andando y casi al límite del plazo para decidir, la defensa del expresidente, en cabeza del abogado Jaime Granados, radicó ante la Fiscalía un nuevo testimonio. Se trata del exparamilitar Francisco Javier Taborda Gómez, alias Turbo o Nike, quien dio declaraciones para desmentir al testigo estrella del caso, Juan Guillermo Monsalve. Con este último, asegura Taborda, compartió patio en cárcel La Picota. (Lea también: Caso Uribe: abogado de Juan Monsalve dice que “jamás habrá una retractación”)

El nombre de Francisco Javier Taborda llegó a oídos de la defensa de Uribe gracias a Nicolás Jurado Monsalve, un exguerrillero que ha asegurado en medios como RCN Televisión y Semana que, mientras estuvo en prisión, fue amigo de Juan Guillermo Monsalve y pudo comprobar que este tenía una estrecha relación con Iván Cepeda (acreditado como víctima en el proceso contra el expresidente) y recibía beneficios de parte de este senador del Polo a cambio de declarar contra el expresidente. Monsalve, por su parte, en una entrevista que le concedió el año pasado a Daniel Coronel, negó siquiera haber sido amigo de Jurado.

La versión que dio el abogado Granados a este diario es que, tras enterarse a través del programa La Noche de RCN Televisión de la versión de Jurado, Taborda contactó al equipo defensor del expresidente para reforzar la versión de Jurado. Taborda se encuentra privado de la libertad en el patio 6 de Justicia y Paz de la cárcel de Bucaramanga (Santander). El pasado lunes 1º de marzo, a través de un encuentro virtual, un investigador de la defensa escuchó el testimonio del exparamilitar en el que este señaló que conoció a Juan Guillermo Monsalve en el patio Paz B de la cárcel La Picota de Bogotá.

Taborda aseveró que todo lo que declaró fue porque lo vio o porque el mismo Monsalve se lo contó mientras compartieron patio. En el testimonio que la defensa de Uribe le entregó a la Fiscalía, conocido por El Espectador y revelado en La Noche, Taborda sostiene que Juan Guillermo Monsalve se dejó llevar por “la ambición de avaricia, de codicia” ante las pretensiones económicas que le habría hecho el senador Iván Cepeda pues, tal como lo asegura Taborda, antes de hacer contacto con el congresista, Monsalve vivía en condiciones económicas “precarias” dentro de la cárcel.

“Me consta las veces que pude ver o la vez que vi que ingresó el doctor Iván Cepeda al Paz B de la cárcel La Picota con la senadora Piedad Córdoba con un pretexto de que iban a visitar a un preso que era de apellido Ballesteros, un integrante de Farc”, afirmó Taborda. Agregó que Monsalve le hablaba mucho sobre Cepeda y que una vez llegó a proponerle que respaldara sus declaraciones en contra Uribe. “Pensé que estaba charlándome (…) le seguí la corriente, le dije que sí (…) me dijo que me hiciera a un lado de la celda de él, cogió el teléfono e hizo una llamada al senador Cepeda porque yo escuchaba, porque él lo puso en altavoz”, indicó. (Le puede interesar: Se agita el caso Uribe, que está a semanas de una decisión esencial)

Según Taborda, Monsalve le confirmó que el senador Cepeda estaba dispuesto a conocerlo personalmente y, de paso, a llevarle un “formulario” que contenía las declaraciones que se debía aprender. “El formulario constaba de preguntas que me iban a hacer (…) entonces que yo me aprendiera eso y que le iban a decir a algunos abogados de parte del doctor Cepeda que me vinieran a contrainterrogar a ver, para yo no equivocarme con lo que yo me hubiera aprendido del formulario”, aseguró. A cambio, dijo Taborda, Monsalve le aseguró que recibiría “lo que pidiera”; comodidades, un cambio de cárcel para la de Palmira, etc.

“Que me iba a ir bien económicamente, me conseguía mi traslado a la cárcel de Palmira por ser del Valle (…) y me daba algunas comodidades, me conseguían el permiso para que me volvieran a entregar mi computador y para tener mi nevera, en el Valle hace mucho calor entonces sí se necesita una nevera en el Valle, mientras en Bogotá no. Entonces todo eso me decía él (Monsalve), todo lo que usted pida se le concede, el doctor Cepeda lo consigue a través de la Corte, porque siempre hay atención a un preso protegido por la Corte Suprema de Justicia”, agregó.

Según su versión, la relación entre el senador Iván Cepeda y Juan Guillermo Monsalve era tal, que este último podía llamarlo a la hora que quisiera, incluso, a la madrugada y en estado de embriaguez. “Él (Monsalve) se atrevía a escribirle, enviarle fotos y tomaba con él whisky y decía, ‘doctor aquí celebrando, usted sabe que yo soy firme’ (…) no tenía restricción para llamar al doctor cepeda, tenía una comunicación permanente y estable, entonces por eso le digo, todo se cuadraba a través del WhatsApp y a través de las diferentes visitas que tenía el doctor Cepeda a la cárcel”, dijo Taborda.

Francisco Taborda afirmó que no sabe quién hizo la conexión entre el senador Cepeda y Juan Guillermo Monsalve, pero que pudo ser que buscaron a Monsalve por ser el hijo del mayordomo de la finca Guacharacas, que antes perteneció a la familia Uribe Vélez. Sin embargo, en palabras de Taborda, Cepeda “eligió un mal testigo”. Argumentó que “Monsalve era un niño, no puede tener conocimiento de lo que pasa en la finca (…) todo eso es mentira, todo lo que Monsalve diga se cae al piso porque no tiene argumento alguno, no tiene una prueba sólida, no tienen una prueba física (…) además, Juan Guillermo Monsalve no fue nunca paramilitar”.

Sobre esta última afirmación, dijo tener pruebas. Incluso, manifestó que si alguien le demuestra que Monsalve hizo parte de las Autodefensas (AUC) o si hay alguna mentira en todo su testimonio, se pida su exclusión (la de Taborda) de Justicia y Paz. Asimismo, dijo que la situación económica de Monsalve cambió completamente desde que empezó a declarar en contra de Uribe y que esto se puede probar revisando la cuenta bancaria del testigo que es manejada por el Inpec y en la que, según Taborda, Monsalve empezó a recibir considerables sumas de dinero. (Noticia relacionada: Caso Uribe: Fiscalía ya tiene datos del celular de Monsalve, advierte la Corte Suprema)

En su declaración también manifestó que “mantenía” en la celda de Monsalve y que este, a diario, hacía llamadas para que le informaran sobre el producido de una volqueta que le habían dado. “Él me decía que dentro de su celda siempre, me llamaba a su celda para que habláramos porque a él no le gustaba ir a otra celda, de hecho él no iba a mi celda porque él tenía pues todas sus comodidades y lujos y no le gustaba, era una persona egocéntrica, gente que cree que todo gira alrededor de él por tener conectividad con un honorable senador, el doctor Iván Cepeda”, señaló.

Además, aseguró que Monsalve le habló sobre la adquisición de una finca en Risaralda. “Él hablaba esos días que iba a comprar o una finca o que iba a negociar una finca por los lados de… cerca de su tierra, me dijo. Y yo le dije, ¿cómo así va a comprar tierras en el Valle o cerca al Cauca? Y me dijo: no, ahí pegadito, por Risaralda (…) las tierras que me decía, era la finca que compró en Risaralda, cerca de Pereira”, narró Taborda. El testigo agregó que se dio cuenta que dicha finca fue puesta a nombre de la esposa o de la mamá de Monsalve, “personas que no tenían los medios económicos para comprar una finca”.

“Pedimos que la Fiscalía confirme la veracidad del testimonio”: Jaime Granados

Jaime Granados, abogado defensor del expresidente Álvaro Uribe, le dijo a El Espectador que no desconoce que Francisco Javier Taborda en un testigo que fue condenado por falso testimonio. Sin embargo, afirmó, le preocupa la veracidad de todos los testigos. “No importa si se trata de alguien con pasado criminal o del hombre más probo, todas las personas pueden mentir. Por eso, lo que le solicitamos a la Fiscalía fue que confirmara la veracidad del testimonio del señor Taborda, quien nos buscó después de haber visto en La Noche de RCN, al señor Nicolás Jurado Monsalve”, afirmó el penalista.

Granados confirmó que el día de ayer, martes 2 de marzo, radicó el audio de la entrevista ante el fiscal del caso, Gabriel Jaimes, a quien le entregó además el informe del investigador de campo que realizó la entrevista. “Se le solicitó al fiscal que por favor verificara esta información, tomara todas las dimensiones que a su juicio y dentro de su autonomía e independencia, sean relevantes. Creemos que es pertinente porque toca un tema central de este proceso”, explicó.

Por otro lado, el senador Iván Cepeda, salpicado por gran parte de las declaraciones de Francisco Javier Taborda, señaló a través de su cuenta de Twitter que este miércoles enviará un escrito al fiscal Jaimes en el que deja constancia de que “el nuevo falso testigo que presenta la defensa Uribe”, tiene en su prontuario al menos una condena por ser falso testigo y autor de fraude procesal. Para el congresista, se trata de “un falso testigo reciclado”. (Lea también: “Desde que el caso de Uribe llegó a la Fiscalía no ha habido garantías”: Iván Cepeda)

En efecto, en febrero de 2015 el juez 35 penal del circuito de Bogotá condenó a poco más de cuatro años de prisión y del pago una multa de 110 salarios legales, mensuales, vigentes, a Francisco Javier Taborda, como responsable del delito de fraude procesal y falso testimonio. La Fiscalía logró demostrar que Taborda mintió en un proceso que se adelantaba contra el senador del Polo, Alexánder López Maya.

Taborda dijo que, en 2008, el congresista lo contrató en tres oportunidades para que llevara armas a la guerrilla de las Farc, desde Cali (Valle) hasta Santander de Quilichao (Cauca), y que en los dos primeros viajes le pagó $500.000 por cada uno, mientras que por el último le dio un millón de pesos. Sin embargo, Taborda nunca pudo demostrar estos hechos y, en cambio, la Fiscalía sí encontró varias incongruencias en el testimonio, que terminaron por descalificarlo.

“Él ya había sido utilizado para mentir en contra de mi compañero el senador Alexánder López (...) la circunstancia de que se este utilizando falsos testigos reciclados en este momento del proceso que se lleva a cabo contra el exsenador Uribe, es plena evidencia de que reina el desespero por intentar justificar lo injustificable y es la decisión que hará pública, el día viernes, el señor fiscal Jaimes, solicitando la preclusión de este caso. Es evidente que ante la falta de pruebas y argumentos en medio de esta farsa se recurre a algo tan burdo como utilizar los servicios de alguien que ha sido condenado ya por mentirle a la justicia”, dijo hoy el congresista Iván Cepeda. (Le puede interesar: 1.290 personas y organizaciones exigen a la Fiscalía “no impunidad” en caso Uribe)

Pero no es el único proceso penal en su contra. Taborda purga una condena de 40 años de prisión, como responsable del múltiple homicidio y desplazamiento forzado ocasionado en la masacre del Naya. Esta es la información que, por ahora, se conoce sobre el nuevo testigo allegado al caso Uribe. Le corresponde a la Fiscalía determinar la credibilidad de su testimonio y decidir si lo incluye o no en este controversial caso, al cual se le está agotando el tiempo para llegar a su hora cero. ¿Juicio o solicitud de preclusión? La Fiscalía tiene la palabra.

Comparte en redes: