Defensa de Zuluaga retó a vicefiscal General por caso 'hacker'

"Públicamente reto al vicefiscal a que presenta la queja y nos vamos a enfrentar en los tribunales porque a mí no me va a intimidar este personaje", precisó el abogado Jaime Granados.

El abogado Jaime Granados (der.) junto a su cliente ÓScar Iván Zuluaga.Archivo El Espectador

El abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses del excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga retó públicamente al vicefical Jorge Fernando Perdomo después que éste anunciará una queja disciplinaria por las declaraciones que ha hecho por las investigaciones en el denominado caso ‘hacker’.

“El señor Vicefiscal ha dicho que va a presentar quejas disciplinarias en contra mía en el Consejo Superior de la Judicatura porque estoy defendiendo a mi cliente. Ahora existe otro método de coartar a la defensa y es tratar de mandar amenazas”, precisó el jurista en una entrevista en el programa La hora de la verdad.

El jurista aseguró que no se iba a dejar intimidar por el Vicefiscal General, quien ha reiterado que Óscar Iván Zuluaga no ha sido acreditado como víctima dentro del proceso penal que se adelanta contra el ‘hacker’ Andrés Fernando Sepúlveda Ardila por la obtención y publicación de información privada sobre los negociadores del proceso de paz.

“Públicamente reto al vicefiscal a que presente la queja y nos vamos a enfrentar en los tribunales porque a mí no me va a intimidar ese personaje”, precisó Granados quien el pasado lunes presentó una tutela ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia contra la Fiscalía General al considerar que se le están vulnerando sus derechos procesales al no entregarle la grabación original en la que aparece Zuluaga en la oficina del ‘hacker’.

El abogado manifestó en esa oportunidad que le envió cuatro solicitudes para obtener el video, grabado con una cámara de celular por pate de uno de los trabajadores de Sepúlveda. Sin embargo en respuesta oficial se manifestó que hasta que no sea acreditado como víctima no se le puede hacer entrega de ningún elemento material probatorio. 

Granados sostiene que la grabación, publicada en la revista Semana en marzo de 2014, fue manipulada y editada. Sin embargo, un informe del CTI determinó que la grabación original no sufrió ningún tipo de alteración cuando fue difundida por el medio de comunicación.