Defensor pide al Eln que abandone el secuestro y los asesinatos

El funcionario pidió a esa guerrilla que así como las Farc, se sumen a la voluntad de paz del país.

El defensor del Pueblo, Carlos Negret, se desplazó hasta el lugar de la masacre.Cortesía Defensoría

Desde la vereda el Carrá (Litoral del San Juan, Chocó) El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, le pidió a la guerrilla del Eln que abandone las prácticas del secuestro y el asesinato. El funcionario fue enfático en señalar que lo ocurrido en esa zona de del país hace cinco meses vuelva ocurrir. El 25 de marzo pasado hombres armados incursionaron y asesinaron a cinco personas y provocaron un desplazamiento masivo hacia el casco urbano del municipio. La comunidad afectada espera tener condiciones de seguridad para poder retornar a sus hogares.

En su momento, en el momento en que la Fiscalía General hizo el levantamiento de los cinco muertos, señaló como presunto responsable al Eln. Sin embargo, el grupo guerrillero desmintió lo que el ente investigador informó este fin de semana. El ente investigador señaló que los testimonios de los habitantes daban cuenta sobre hombre con prendas alusivas a esa guerrilla. Los elenos expresaron su inconformismo a través de su cuenta de Twitter.

El grupo guerrillero, quien desde el 8 de marzo pasado inició la fase pública de los diálogos de paz con el Gobierno, manifestó que “la información falsa no aporta a la paz”. Cuando se reportó el crimen masivo, El Espectador consultó a dos pobladores del municipio chocoano -quienes pidieron que sus nombres no fueran revelados por motivos de seguridad- aseguraron que los responsables de los cinco homicidios fueron las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. La Defensoría del Pueblo en su momento solo se refirió a que hombres armados habrían incursionado en el caserío chocoano. La acción armada provocó el desplazamiento de 14 familias integradas por 52 personas (18 niños y 34 adultos).

La Defensoría pidió para el momento de los hechos que se investigara y se detuviera al grupo armado ilegal que cometió el ataque con disparos indiscriminados en contra de los civiles. Negret reiteró que es urgente mantener la presencia del Estado, tanto para la seguridad de la población que evite la repetición de este tipo de hechos, como para el cumplimiento de sus derechos sociales, económicos y étnico-territoriales.