Defensoría del Pueblo celebra acuerdo entre Gobierno y las Farc

El organismo manifestó su “satisfacción y expectativa” con los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y las Farc para finalizar el conflicto.

La Defensoría se sumó al apoyo que desde diferentes sectores se le ha dado a lo pactado entre el gobierno y la guerrilla de las Farc para dar punto final al conflicto armado. También reconoció que las dos partes se acojan a la decisión que tome la Corte Constitucional respecto a la definición del mecanismo de refrendación del Acuerdo Final. Según la entidad, el grupo guerrillero empezaría a mostrar gestos de respeto a la institucionalidad y cataloga de “razonables” las medidas pactadas para el fin de la guerra a partir de un cese bilateral del fuego y las hostilidades de carácter definitivo, así como la dejación de armas por parte de las Farc.

 

“Los mecanismos de monitoreo y verificación establecidos en los acuerdos deberán constituirse en una muestra de garantía para el cumplimiento estricto de lo pactado”, afirmó la Defensoría, quien además reafirmó su posesión de velar por las libertades y derechos de las comunidades donde el alcance de estos acuerdos para el fin del conflicto las involucren, como podrían ser las 23 zonas definidas por el Gobierno y las Farc para hacer la transición a la vida civil.
Igualmente, la Defensoría destacó los principios del acuerdo sobre garantías de seguridad, puesto que estos garantizan las premisas de verdad, justicia, reparación integral y no repetición en favor de las víctimas. Para la entidad resulta indispensable asegurar la participación ciudadana, la transparencia, los enfoques diferenciales y de género, pero sobre todo, la consolidación de una cultura de derechos humanos.


Por último, la Defensoría manifestó que desde su Sistema de Alertas Tempranas, “hará seguimiento al cumplimiento del cese bilateral definitivo y a la implementación y aplicación de las medidas adoptadas para combatir las estructuras criminales sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, pues además de las evidentes infracciones a los derechos humanos advertidas por este organismo del Ministerio Público en distintos pronunciamientos e informes, podrían convertirse en factor de amenaza para el logro de una paz estable y duradera”.