Defensoría del Pueblo pide que se prohíba el uso del asbesto

La entidad se muestra inquieta ante la comercialización en Colombia de este material, que puede llegar a generar cáncer de pulmón, laringe y ovarios en las personas que se encuentran en constante contacto con él.

La Defensoría del Pueblo reiteró su preocupación por el uso del asbesto un material que, según datos de la Organización Mundial de la Salud causa más de 107.000 muertes cada año en el mundo. Greenpeace

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, solicitó al Congreso aprobar el proyecto de ley que busca prohibir el uso del asbesto. Una sustancia química que según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), causa más de 107.000 muertes cada año en el mundo.  Negret Mosquera hizo un llamado al Gobierno y propone erradicar el empleo y la comercialización del asbesto. La entidad afirmó que se debe iniciar una sustitución progresiva del material para proteger los derechos de salud y vida de los ciudadanos.

“El Estado está obligado a adoptar medidas para prevenir la muerte de colombianos por asbesto. Incluso, en más de 56 países han prohibido el uso por su impacto en la violación y vulneración a los derechos humanos. ¿Hasta cuándo lo seguiremos produciendo?”, señaló el defensor Negret Mosquera.

De igual forma, la Defensoría reiteró que el asbesto produce efectos nocivos para la salud de las personas que están en permanente contacto con el material. Según datos de la OMS, 125 millones de trabajadores están expuestos a esta sustancia, que causa cáncer de pulmón, laringe y ovarios. Aparentemente, las enfermedades causadas por esta sustancia pueden tardar más de 20 años en hacer su aparición. Por estas razones principalmente, 56 países, incluyendo Estados Unidos y la Unión Europea, ya han prohibido su uso.  

(lea: Greenpeace pide a la empresa Eternit que deje de fabricar productos con asbesto)

Por lo general, el asbesto se encuentra en productos de construcción, pues sus propiedades permiten que sea  resistente a los fuertes cambios de temperatura y la tensión. Es común encontrarlo en elementos utilizados para hacer plomería, en algunos productos eléctricos y en materiales para hacer estructuras. La Defensoría del Pueblo hizo un llamado a las entidades de salud para que se haga un diagnóstico médico y brindar un tratamiento oportuno a los pacientes afectados.

Desde la perspectiva de los derechos humanos, Colombia se ha comprometido a adoptar medidas legislativas y administrativas para neutralizar esta problemática. Desde hace un tiempo se presentó el proyecto de ley Ana Cecilia Niño y solo hasta octubre de 2017, después de siete intentos fallidos, la Comisión VII del Senado aprobó un primer debate del proyecto que busca prohibir el uso del asbesto en Colombia.

Ana Cecilia Niño, la persona por la que se adoptó el nombre de la ley, falleció en 2017 tras padecer un cáncer de pulmón, diagnosticado desde 2013. Durante 17 años, la mujer estuvo expuesta por su trabajo al asbesto. De ser aprobado el proyecto de ley, Colombia se uniría a países como Argentina, Uruguay y Chile, los cuales ya tomaron la decisión de prohibir este material.

(Le puede interesar: Víctimas de asbesto exigen reparación)