¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 2 horas

Dejan en libertad a sobrino del general Patiño

Se trata de John Norvey Patiño, quien trabajaba en un taller de fabricación y reparación de armas en Bogotá.

Luis Ángel

La Fiscalía optó por ahondar en la investigación en contra de John Norvey Patiño (sobrino del general Francisco Patiño) al considerar con no existen suficientes pruebas para dictarle medida de aseguramiento. Patiño había sido señalado por distribuir armas que, supuestamente, terminaron en manos de las Bacrim de Urabá. También quedaron en libertad John Alexander Mahecha Cruz y Mizrahi Rodríguez Herrera, colaboradores de Patiño.

Pese a que el ente acusador señaló que en dos talleres ubicados en Bogotá (uno en el barrio J Vargas y otro en el sector de la Esmeralda) se fabricaban y reparaban armas de fuego que en algunos casos no contaban con salvoconducto, consideró que “no se cuentan con elementos materiales probatorios suficientes para imputar cargos”. La representante legal de la empresa en la que se fabricaban estas armas, Myriam de Patiño, también es familiar del general.

“Estamos frente a una empresa que ha sido autorizada por el Ministerio de Defensa y que tiene arraigo en la comunidad”, explicó la delegada de la Fiscalía durante una audiencia que se realizó este martes en la URI de la localidad de Engativá. También señaló que existen indicios de que algunas armas hayan sido distribuidas a alias el ‘Gavilán’; miembro de los grupos paramilitares de Urabá.

La Fiscalía explicó, además, que existen oficios de las Fuerzas Militares y de la Cámara de Comercio en donde se valida la empresa de Myriam de Patiño. El ente acusador encontró 183 proveedores, 14 pistolas 9 milímetros, una subametralladora, un fusil, seis cañones diferentes calibres, armazones para diferentes armas y moldes y un revólver en uno de los talleres de la empresa. El ente acusador presentó ante un juez de garantías las actas de incautación de armas, actas de registro de allanamiento y una entrevista que agentes del CTI le realizaron a Juan Pablo Patiño Fonseca (quien dice ser el dueño de uno de los talleres).

La delegada de la Fiscalía explicó que la empresa cuenta con almacenes en Neiva y Tunja y con representación internacional.

Temas relacionados