Demanda del Centro Democrático que pide anular el plebiscito pasó a la Corte Constitucional

El Consejo de Estado envió la acción presentada por los senadores Paloma Valencia y Alfredo Ramos.

Por competencia la Sección Primera del Consejo de Estado envió a la Corte Constitucional la demanda presentada por los senadores del Centro Democrático, Paloma Valencia y Alfredo Ramos en contra del decreto 1391 de 2016 por medio del cual el presidente de la República, Juan Manuel Santos convocó para el próximo 2 de octubre la celebración del plebiscito por la paz. 

El alto tribunal deberá decidir si acepta para su estudio la demanda presentada el pasado 5 de septiembre por los congresistas. En la acción se manifiesta que la convocatoria no se podía hacer puesto que hasta la fecha no se ha firmado el acuerdo final entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc. Con esto, indica, se incumplen los lineamientos de la sentencia 379 de 2016 de la Corte Constitucional.

En su concepto el acuerdo final no ha sido traducido a las lenguas indígenas que existen en Colombia ni al sistema braille. Consideran además que la pregunta se presta para que los ciudadanos incurran en el error puesto que se les pregunta sobre sí están o no de acuerdo con la paz, y no sobre los acuerdos firmados entre las dos partes en el proceso de paz.

“Lo que se le está preguntando a los ciudadanos es si quieren aprobar un acuerdo para la construcción de la paz estable y duradera. Ahí vemos que se evadieron las partes ‘Gobierno de Juan Manuel Santos’ y ‘Farc’, justamente las dos partes que no le gustan a la opinión pública”, precisó en su momento la senadora Paloma Valencia.

En las fallas de forma, indicaron, el documento final no cuenta con las firmas de todos los negociantes. Se tiene en el documento los nombres del presidente de la República, su cuerpo ministerial y los negociadores de paz, pero no aparecen ni los nombres ni las rubricas de los miembros de las Farc.

En el tema de la firma de Juan Manuel Santos asegura que existe una clara diferencia en los documentos oficiales firmados. “Buscamos 30 documentos diferentes entre decretos, sanciones presidenciales, etc., y esta es la primera vez que vemos esta firma, por lo que pedimos que se investigue esto”,  aseguró el senador Hoyos.

“La convocatoria del plebiscito no tiene la firma presidencial, ni la larga ni la corta, por lo que es una falsedad en documento público”, aclaró Hoyos al asegurar que a simple ojo se comprueba que las firmas no coinciden. “La firma que acompaña el decreto no es la del Presidente lo que indica que el plebiscito no está bien convocado”.

Esta demanda se suma a la presentada en contra de la pregunta del plebiscito presentada por el concejal de Bogotá, Marco Fidel Ramírez en la que pide que se modifique la pregunta del plebiscito. El Consejo de Estado determinó que le estudio de esta acción jurídica debería ser estudiada por la Corte Constitucional.