Denuncian amenazas contra fiscal que investiga caso grafitero

El padre de Diego Felipe Becerra aseguró que en los últimos días se han registrado presiones e intimidaciones.

Gustavo Trejos, padre del joven grafitero, Diego Felipe Becerra, aseguró que en los últimos días se han presentado una serie de intimidaciones en contra del fiscal 295 de la unidad anticorrupción que adelanta la investigación por el crimen de su hijo registrado el 19 de agosto de 2011.

Según Trejos, el fiscal del caso ha recibido desde el pasado lunes una serie de llamadas intimidatorias hechas por personas desconocidas, lo cual los tiene muy preocupados puesto que temen que esto afecte el desarrollo del proceso.

Y es que según el padre del joven de 16 año que murió a causa del disparo propinado por el patrullero Wilmer Antonio Alarcón en extraños hechos, las llamadas se empezaron a registrar desde el inicio de la audiencia en contra de dos policías y dos civiles por su presunta participación en la manipulación en la escena del crimen.

Trejos aseguró que en una de las llamadas estas personas se han hecho pasar por parte de los miembros de la Policía, por lo que han pedido que se investiguen dichos sucesos.

Por su parte, la abogada Myriam Pachón, quien defiende los intereses de la familia del joven, aseguró que en los últimos días ha recibido una serie de llamadas a su número celular y fijo en que un grupo de personas que se hacen pasar como agentes de la Dijín y la Sijín quienes le han hecho comentarios amenazantes.

La jurista aseguró que estos hechos podrían tener relación con un grupo de uniformados interesados en conocer los detalles relacionados con la investigación por el crimen de Diego Felipe Becerra, así como la posibilidad de otras personas en el marco de esta investigación.

Por estos hechos la abogada se vio obligada a presentar un oficio ante el director de la Policía Nacional con el fin de que se adelanten investigaciones sobre estos hechos y otros que se han presentado con miembros de la familia de Diego Felipe Becerra.

En el marco de la diligencia judicial que celebrada entre este martes y miércoles la Fiscalía le ha imputado cargos a los cinco implicados y le solicitó a la juez 19 de garantías que los cobije con medida de aseguramiento.

Por la manipulación de la escena del crimen y de las pruebas están siendo procesados el subteniente de la Policía, Rosemberg Madrid Orozco; el subintendente, Juan Carlos Leal Barrera; patrullero, Nelson Daniel Rodríguez; el abogado, Héctor Hernando Ruiz y el conductor de servicio público, Jorge Eliecer Narváez.

Sin embargo, durante la audiencia, el fiscal del caso ha manifestado además la participación del general Francisco Patiño, quien para la época de los hechos fungía como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.