Denuncian asesinato de líder social en Bolívar

Las organizaciones sociales aseguran que los asesinatos contra los líderes sociales está relacionada con el asentamiento de los grupos herederos del paramilitarismo en el territorio.

Según el más reciente informe que la Cumbre Agraria presentó al Gobierno, la Defensoría del Pueblo y la ONU, ya son 31 casos más que en 2015. Es la cifra más alta en los últimos 6 años./ Foto: archivo El Espectador

La Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar, denunció el asesinato del líder social Eder Magones en zona rural de Tiquisio (Bolívar). El  jefe comunal hacía parte de la Junta de Acción Comunal en el sitio conocido como La Quebrada de la Zorra de aquel municipio.

Los primeras versiones señalan que en horas de la mañana Mangones se dirigía en una motocicleta desde el centro del pueblo hacia zona rural del municipio de Norosí. Cuando transitaba por esta zona fue abordado por hombres armados quienes también hirieron al mototaxista que lo transportaba, Henry Demarchi, El cual se encuentra en un delicado estado de salud.

"Es preocupante que la Policía del municipio de Tiquisio con el pretexto de que hay un plan pistola, no hicieran levantamiento del cadáver ni hayan hecho ninguna acción para esclarecer los hechos", sostiene la Comisión de Interlocución.

Según esta misma organización social, el asesinato ocurrió a tan solo 20 minutos de la cabecera municipal de Tiquisio y a 30 de Norosí, donde se realizó la reinstalación de la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar, evento en el que se denunciaron hechos como el caso de Mina Azul, en donde las comunidades han denunciado la presencia de grupos parmilitares. Estos grupos al margen de la ley habrían montado campamentos en el corredor entre Aguachica y Ahí (Cesar) y en Montecristo, Tiquisio, Norosí y Barranco de Loba (Bolívar).

La Comisión aseguró que para imponer su autoridad los grupos paramilitares realizan en la región amenazas a través de llamadas telefónicas, mensajes de texto, extorsiones, robos, atracos, restricción de la movilidad, patrullajes, retenes, asesinatos y citaciones para imponer la autoridad. Finalmente solicitaron al Gobierno realizar una investigación eficaz y sancionar a los responsables del asesinato de Eder Mangones, así como también los otros asesinatos ocurridos en la zona.