Denuncian asesinato por parte de paramilitares en el occidente antioqueño

En zona rural de Dabeiba, los habitantes de la zona denunciaron un asesinato e intimidaciones por parte de los paramilitares.

EL pasado 22 de octubre de 2016, en el corregimiento de San José de Urama de Dabeiba (Antioquia), grupos identificados por la población como paramilitares hicieron presencia en la zona. Según la comunidad, mientras en la escuela de dicho corregimiento se desarrollaba la jornada estudiantil de validación, hombres armados irrumpieron en el centro educativo.

Según relata la comunidad, los hombres, que iban vestidos con prendas militares y de civil, dispararon contra los estudiantes y maestros que se encontraban en la institución educativa. Posteriormente, sacaron de uno de los salones a un estudiante de 35 años, a quien le dispararon en repetidas ocasiones y luego lo degollaron, delante de toda la comunidad.

Los paramilitares, afirmaron algunos dabeibanos, amenazaron toda la comunidad de dicho corregimiento y advirtieron que el control de la zona ahora lo ejercían ellos. De acuerdo a indagaciones hechas por la Corporación Jurídica Libertad (CJL), los protocolos para el levantamiento del cadáver por parte de la Policía no fueron los adecuados, además, que hasta la fecha no se ha emprendido ninguna acción por parte de la misma, exceptuando unos breves interrogatorios a los habitantes de la zona.

Los profesores de la escuela en donde ocurrieron los hechos manifestaron, por medio de un comunicado, que carecían de condiciones de seguridad para ejercer su trabajo. “(…)  ha quedado demostrada nuestra condición vulnerable y no podemos brindar protección a la comunidad educativa”, aseguraron en el documento el grupo de docentes.

Posteriormente, lamentaron y rechazaron de manera vehemente los hechos y recordaron que  su comunidad “ha sufrido los embates de la guerra y al igual que todo el país, en el contexto de paz y reconciliación nacional, suponía ya una situación superada”.

La CJL también expresó que la comunidad se encuentra atemorizada y la zozobra se ha apoderado de la población desde lo ocurrido, piden que no se les deje solos y que se ayude a denunciar y a visibilizar estos hechos. Uno de los agravantes del asesinato es que los hechos ocurrieron en un territorio aproximadamente a dos horas de una zona campamentaria de las Farc.

Temas relacionados

 

últimas noticias