Denuncian a directivos de Uber por “artimañas” para evadir sentencia de la SIC

La Fiscalía colombiana deberá indagar a Ron Van De Woude, Derek Anthony West y Pierre-Dimitri Nicolas Gore-Coty, cabezas de Uber en Estados Unidos y Holanda por el fraude a resolución judicial que señalan los operadores de la aplicación Taxis Libres.

Uber ha dicho que dejará de operar en Colombia desde el 1 de febrero. Archivo El Espectador

La salida de Uber de Colombia sigue escribiéndose en el plano de la justicia. Cotech —operadores de la aplicación Taxis Libres—, la empresa que demandó al gigante mundial del transporte ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y logró la suspensión de su servicio, ahora denunció ante la Fiscalía colombiana a los representantes legales de Uber en Holanda por un supuesto fraude en el proceso que llevan las autoridades de nuestro país.

(Lea también: ¿Qué implica la salida de Uber de Colombia?)

En el escrito que allegó el abogado Nicolás Alviar a la Fiscalía, actuando en nombre de Cotech, se explica todo el contexto del lío de Uber en Colombia y cómo desde el pasado 20 de diciembre un juez de la SIC encontró que el aplicativo violaba la ley colombiana por competencia desleal, luego de lo cual ordenó su suspensión inmediata. Sin embargo, “pese a existir una providencia legalmente proferida, dentro del proceso, a la fecha la plataforma Uber en sus modalidades de Uber, Uber X, Uber Van, sigue operando con total normalidad y ha ejecutado serie de argucias y artimañas para evitar el cumplimiento de las obligaciones impuestas”, dice la denuncia.

Según la misiva, radicada en el búnker del ente investigador en Bogotá el pasado 13 de enero, son tres las “artimañas” con las que la empresa tecnológica y de transporte busca quedarse en Colombia, a toda costa: Anunció retiros de inversiones del país, luego, notificó al Gobierno que demandará al Estado por supuestos incumplimientos al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, y, por último, generó presión social “mediante el envío de comunicaciones en las que anuncian que presuntamente van a dejar de operar y que se irán del país. Sin embargo, ello no se ha materializado en la realidad”.

(En contexto: Ordenan suspender la prestación del servicio de Uber en Colombia)

Consultado por este diario, el abogado Alviar aseguró que otra de las estrategias de Uber para, supuestamente, evadir el cumplimiento de la sentencia fue cambiar a sus representantes legales. Así, por ejemplo, a Uber Colombia ahora la representa directamente la cabeza de Uber BV —la casa matriz del gigante tecnológico en Holanda— Ron Van De Woude. Por ende, la estrategia que emprendió Cotech fue denunciar penalmente a los jefes de Uber BV y Uber Technologies (en San Francisco): Van De Woude, Derek Anthony West y Pierre-Dimitri Nicolas Gore-Coty.

(Lea también: ¿Qué tiene que ver la neutralidad de red y la orden de suspender Uber)

“Decidimos radicar la denuncia por fraude a resolución judicial porque las sanciones que les impusieron a Uber fueron el 20 de diciembre y el juez insistió en que la sentencia era de cumplimiento inmediato, a pesar de que hubieran apelado ese mismo día”, explicó Alviar. Además, dijo el abogado, tras analizar cómo se ha comportado la empresa ante decisiones judiciales de suspensión en otras partes del mundo, encontraron que siempre han tenido una actitud evasiva y “siempre se han resistido a acatar la justicia”.

Uber, por su parte, hoy emitió un comunicado con el que busca romper "mitos" que, a su parecer, existen alrededor de la plataforma. En el documento dice, por ejemplo, que "Uber no está en situación de ilegalidad. Estamos desde hace 6 años, en un escenario de no reglamentación del servicio prestado usando la aplicación, que nos trajo al escenario actual pese a las reiteradas solicitudes y manifestaciones de Uber de colaborar para la definición de una regulación. Ya estas reglamentaciones se han dado en otras 150 jurisdicciones en el mundo, que han reconocido una categoría diferente como solución a este reto tecnológico".

A esto añade, entre otras cosas, que "Uber no presta servicios de transporte público individual de pasajeros tipo taxi, como erróneamente lo establece el fallo de la SIC. Uber es una plataforma que intermedia servicios privados de movilidad colaborativa y debería constituirse, en razón de su modelo, en una empresa diferente a las establecidas para los servicios de transporte tradicionales. La tasa de servicio que cobra Uber a los socios conductores corresponde al pago que este hace por el uso de la plataforma y los servicios que la misma le presta a dicho socio conductor. La base de los ingresos de la aplicación es el servicio tecnológico, no el servicio de movilidad, que es prestado por el socio conductor".

899848

2020-01-14T19:28:34-05:00

article

2020-01-18T10:30:23-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

Denuncian a directivos de Uber por “artimañas” para evadir sentencia de la SIC

83

5948

6031