Denuncian a director de la Policía Nacional por omitir fallo de la Corte Constitucional

En la acción judicial se indica que se está incumpliendo la orden del alto tribunal para que un patrullero pueda continuar con el proceso de reintegro a la Institución.

Ante la Fiscalía General, la Corporación Anticorrupción Internacional (Coraci) radicó una denuncia por el delito de fraude a resolución judicial en contra del director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino al considerar que hizo caso omiso a un fallo de la Corte Constitucional que ordenaba que un patrullero puediera continuar con el proceso de reintegro a la Institución.

En el documento se indica que pese a que el alto tribunal emitió una sentencia la Policía Nacional no le ha dado cumplimiento con lo estipulado, por lo que pide que se investigue este acto de discriminación ya que el proceso de convocatoria fue suspendido poco tiempo después de conocerse que el uniformado era portador del VIH. 

El accionante indica que pese a que el reglamento interno de la Institución establecer claramente que ser portador del VIH no es causal para retirarlo del proceso, el 15 de 2012 se le informó que no podía continuar con la convocatoria puesto que no había superado la prueba psicológica y la escoliosis de nueve grados que presentaba.

Ante esta situación, el patrullero repitió los pruebas que según la Dirección de Incorporaciones no había probado. En el documento se anexan los documentos que indican que ya superó todas las etapas de selección que exige la Policía Nacional como la son la valoración psicológica, consejo de admisiones y valoración físico-atlética y morfo funcional. 

“Sobre el examen de escoliosis, que me realizaron dos pruebas en la Clínica de Occidente, arrojando la primera, 'curva de escoliosis toracolumbar de ángulo derecho de nueve grados' y la segunda, “en la proyección neutral actual no se observa curva de escoliosis clínicamente significativa”, demostrando que la superó, contrario a lo dicho por la DINCO", precisa uno de los apartes de la solicitud.

Pese a esto, y cuando el uniformado creyó que podía continuar con el proceso, le manifestaron que su caso tenía que ser estudiado por una junta, "la cual no existe en el manual de Ingreso a la Institución". Ante esto considera que según lo establecido es la Dirección de Talento Humano la que debe evaluar esta situación por lo que se argumenta que este nuevo requisito “es una evasiva al cumplimiento a ese fallo en mención”.

En la denuncia se manifiesta además que sus abogados Ferney Camacho y Asdrúbal Guerra han recibido amenazas, sin embargo las autoridades no han tomado cartas en el asunto con el fin de evaluar su riesgo y tomar medidas de protección.