Denuncian a magistrado por filtración de la ponencia del plebiscito por la paz

La acción fue presentada ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes.

Presidencia de la República

Por presuntamente afectar el debate en la Corte Constitucional frente al tema del plebiscito por la paz con la filtración a los medios de comunicación de la ponencia fue radicada una queja disciplinaria en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes en contra del magistrado Luis Ernesto Vargas Silva. (Ver Ponencia en la Corte Constitucional le da el "sí" al plebiscito por la paz)

En la acción judicial, presentada por el expresidente de la Corte Constitucional Jorge Arango Mejía, se señala que se quería crear una “presión mediática” en contra de sus compañeros de Sala Plena en el desarrollo de la discusión con el fin que se pronuncien favorablemente frente a la figura para refrendar los acuerdos firmados entre el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba).  

"Lo que cometió Vargas Silva es una falta que el artículo 37 del Reglamento Interno de la Corte califica como gravísima y sancionable”, señala uno de los apartes de la queja. Para el exmagistrado Arango Mejía el acto legislativo aprobado por el Congreso de la República es “inconstitucional”. (Ver "Por la paz le pido a la Corte Constitucional que declare exequible el plebiscito": Santos)

En la Sala Plena de este miércoles se estudiará la recusación presentada en contra del magistrado ponente debido a que presentó su documento en “tiempo récord”, omitiendo supuestamente los argumentos presentados en la audiencia pública celebrada el pasado 18 de febrero.

En la recusación se asegura que es imposible que en tres semanas realizara una ponencia tan extensa sobre tan complejo tema. A esto se le suma que el magistrado se encontraba en una actividad académica en Davos (Suiza), hecho por el cual considera que desde antes de la celebración de la diligencia el togado ya tenía direccionada su posición. 

Fuentes cercanas al alto tribunal indicaron que la recusación será rechazada por la presidenta de la Corte Constitucional. Con esto se dará vía libre al estudio de fondo de la ponencia de Vargas Silva que le da el aval al mecanismo para que los colombianos decidan si aceptan o no el acuerdo final que se firme entre las dos partes tras cuatro años de negociación.