Caso Uribe en la Corte

Después de la indagatoria de Álvaro Uribe, ahora el turno es para el representante Prada

Ayer, el expresidente Álvaro Uribe rindió indagatoria durante casi siete horas dentro de la investigación en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno. El representante Álvaro Hernán Prada es el siguiente llamado a declarar.

A su llegada a la Corte Suprema, Uribe se encontró con Álvaro Hernán Prada, quien también estuvo durante la siete horas de diligencia.Gustavo Torrijos - El Espectador

En total hermetismo, y durante casi siete horas, se llevó a cabo ayer la diligencia de indagatoria en la Corte Suprema de Justicia del expresidente Álvaro Uribe Vélez dentro de la investigación que se le adelanta por fraude procesal y soborno. A la diligencia llegó puntual, acompañado de su equipo de abogados y la cita comenzó justamente a las ocho de la mañana, bajo la batuta del magistrado César Reyes, su magistrada auxiliar, la secretaria de la Sala de Instrucción y la delegada de la Procuraduría.

(En contexto: Claves para entender el caso contra Uribe por supuestos falsos testigos)

Se trató de una larga sesión que se dio en dos partes. La primera durante toda la mañana, con receso al mediodía. La segunda, desde las dos de la tarde hasta las cinco. En todo momento Uribe estuvo acompañado de sus abogados. A su salida no dio ninguna declaración, sino que prefirió hacerlo en la noche en la sede del Partido Centro Democrático. Allí, el expresidente habló durante más de una hora. Explicó que la diligencia se desarrolló con total normalidad, pero descalificó a casi todos los testigos que han declarado en el expediente, criticó a Iván Cepeda, quien es la contraparte del caso (aunque nunca mencionó su nombre) y también el trabajo del alto tribunal.

Por su parte, el presidente de la Corte Suprema, Álvaro García, publicó un video tras la indagatoria en el que advirtió que a Uribe se le han dado todas las garantías y así seguirá obrando el alto tribunal, y aclaró que “ninguna presión, manifestación o protesta pública influirá en las decisiones que están obligados a tomar los magistrados”.

(Le puede interesar: Las conversaciones claves para la investigación que se adelanta en contra de Álvaro Uribe)

Uribe dijo, además, que lo único que ha intentado hacer en su proceso es darle a la Corte Suprema, con las pruebas que aportó, elementos claves para que investigue por su propia cuenta y que todo se trata de un montaje en su contra. “Cuánto me duele que me llamen a una indagatoria acusándome de que lo que quería con esas pruebas era inducir a la Corte a error”. En suma, el expresidente Uribe insistió en su inocencia y concluyó que es víctima de una persecución política. Con esta diligencia terminada, se tenía previsto que hoy la Corte continuara con las diligencias del caso y escuchara las explicaciones del representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, también sindicado de fraude procesal y soborno. Sin embargo, el magistrado del caso decidió aplazar la audiencia.

Aunque todavía no hay una fecha nueva, el alto tribunal busca establecer si Prada intentó manipular el testimonio de Juan Guillermo Monsalve, el mismo testigo por el cual tuvo que rendir indagatoria. La Corte Suprema lo investiga luego de que la defensa de Iván Cepeda advirtiera supuestas presiones al testigo Juan Guillermo Monsalve, preso por paramilitarismo, para que cambiara sus declaraciones mencionando a Uribe. A Monsalve lo buscó Carlos López, alias Caliche, para pedirle que hiciera un video retractándose de todo y que culpara a Cepeda de haberle ofrecido dádivas, material fílmico que, además, se necesitaba con urgencia. Según las pesquisas, fue Prada quien pidió a Caliche que hiciera esas gestiones.

(Lea también: La prueba que llevará el representante Álvaro Prada para defenderse)

Fueron mensajes de chat y de voz los que habría recibido Monsalve. Y en ellos Caliche señalaba que “un man muy grande” quería hablar con el testigo a través suyo, “de parte del ex”. En concreto, Prada habría contactado a Caliche los días 21 y 22 de febrero de 2018. La fecha es clave, porque era el momento que tenía la defensa de Uribe para presentar un recurso ante el alto tribunal para pedir que se revocara la decisión que ordenó investigar al expresidente. Para la Corte, es claro que fue él “la persona importante” a la que hizo mención Caliche. A todo esto se negó Monsalve. En octubre de 2018, este diario reveló los 32 mensajes de voz que López le envió al testigo.

En ellos, Caliche le dijo que él fue amigo del presidente del Centro Democrático del Huila y que lo buscaron para que hablara con Monsalve. Incluso, que habló como “el viejo” y que esta persona le habría pedido esa gestión. “El presidente (del partido en Huila) es amiguísimo mío y el hombre, pues preocupado por el escándalo de esa chicharronada, me dijo: venga, Caliche, yo sé que usted habla con el fulano de tal, porque hay un amigo mío que se llama don Rodrigo y él le contó. A mí me llegaron hoy precisamente y me dijeron: por qué no habla con el señor, a ver si se puede la manera de que él nos mande un video o algo diciendo que ese man lo que está hablando es mierda, o sea, lo que le está proponiendo ese Cepeda a usted es mierda”.

(Le puede interesar: El expresidente "en nada ha violado la ley": defensa de Álvaro Uribe)

“Entonces no sé ahí. Entonces le cuento esto, porque usted sabe muy bien, yo directamente lo escuché, porque el man llamó al viejo y lo puso en altavoz, entonces yo escuché directamente al viejo”, dice Caliche. Luego, López envía otro mensaje: “Usted qué piensa si de pronto me subo pa Bogotá mañana o pasado mañana y me entrevisto directamente con ese abogado de él que es el doctor Granados”.

Y en otro afirma: “Lo que pasa es que el viejo tiene que presentar unas vainas allá el viernes en unas pruebas que tiene que mandar el viernes, entonces sería muy bueno que usted diera la declaración así fuera por este medio mío, diciendo de que el hombre ese le ofreció prebendas que nunca le cumplió a cambio de enredarlo a él. Eso es lo que están diciendo aquí, mano”.

(Lea también: Ninguna presión influirá en decisiones: Corte Suprema sobre protestas en caso Uribe)

En su defensa, Prada ha negado enfáticamente haber buscado a Caliche. En cambio, afirma que fue este personaje el que lo contactó. Según su versión, López dijo que actuaba a nombre de Monsalve; era él quien quería llegar hasta el expresidente y fue quien propuso conseguir el video con la retractación.

El excongresista del Huila hizo públicos, el 30 de julio de 2018, unos pantallazos de la conversación vía Whatsapp que tuvo con López, los cuales, según su versión, probarían que fue Caliche quien lo contactó. El primero es del 21 de febrero de 2018, a las 6:22 de la mañana. López le dice a Prada que hable con el presidente, que le diga que tiene un emisario de Juan Guillermo Monsalve y que va a declarar. Al día siguiente, Caliche dice que Monsalve le va a pasar el video, pero que a cambio le permitan ingresar a la Jurisdicción Especial para la Paz.

(Le recomendamos: El expediente contra Uribe)

El 22 de febrero, según los pantallazos que dio a conocer Prada, a las 9:58 de la noche, Caliche dice que ya tiene el encargo. Prada le contesta al otro día por la mañana, diciéndole dónde va a estar. Pero López no aparece. El día 24, Prada lo cuestiona. “Cada vez q hablamos usted me cambia la versión”, escribió a las 12:42 de la noche. “Es pura paja, Excúseme la franqueza, pero es lo q (sic) veo”, dice en otro mensaje. La defensa cuenta con una serie de chats en los que mostrarían que Prada nunca quiso recibir a López, ya que en varias ocasiones le pidió visitas. El 8 de junio, en otro mensaje, Caliche reconoce que la idea de buscar la retractación fue suya.

El 25 de julio, un día después de que el expresidente Uribe y Prada fueran llamados a indagatoria, Caliche dice en los mensajes publicados por el congresista: “Miré las noticias hoy my (sic) intención nunca fue hacerle ningún daño a su buen nombre ni al doctor Uribe no soy ningún bandido ni paramilitar como lo dicen los medios (.) Soy un conocido del señor Monsalve hace años y no es ningún complop (sic) contra usted”.

 

Las fechas son importantes, pues, para entonces, corrían los días que tenía la defensa del expresidente para presentar un recurso en contra de la decisión del 18 de febrero de 2018, que ordenó investigarlo. Para ese mismo momento, entre el 21 y 22 de febrero, el abogado Diego Cadena buscó y se reunió con Monsalve en prisión y le solicitó que firmara una carta. Como contraprestación, el jurista le iba a ayudar para que su propio proceso fuera revisado, ya que el testigo está condenado por paramilitarismo.

De todos estos escenarios tendrá que dar su versión el representante Prada, que cuenta con un factor que lo podría ayudar: como estuvo presente en la indagatoria de Uribe, conoció de primera mano las respuestas del expresidente.

885027

2019-10-08T22:16:04-05:00

article

2019-10-08T22:42:02-05:00

[email protected]

none

Redacción Judicial

Judicial

Después de la indagatoria de Álvaro Uribe, ahora el turno es para el representante Prada

90

10339

10429