Destituyen a Ányelo Palacios, el capitán que denunció la "comunidad del anillo"

El pasado martes, un inspector delegado ante la Policía inhabilitó por doce años al capitán Ányelo Palacios, quien denunció la llamada “Comunidad del Anillo”, por supuestos actos irregulares en el servicio.

 /Foto Policía Nacional
/Foto Policía Nacional

El inspector Regional Dos delegado ante la Policía destituyó al capitán (r) Ányelo Palacios, por supuestamente, haber cometido actos irregulares en el servicio cuando se desempañaba como comandante de Policía en Florencia (Caquetá). Su condena también incluye una inhabilidad para ejercer cargos públicos durante 12 años.

El inspector encontró a Palacios responsable de haber recibido un soborno por parte del dueño de un establecimiento comercial para no sellar el local. Los hechos, que ocurrieron el 12 de junio de 2015, fueron denunciados por Henry Mauricio Hernández ante la inspección de Policía, que comenzó las investigaciones por el delito.

El 7 de octubre, dicha investigación fue archivada, pues, dijo la inspección regional de Neiva, no existían pruebas suficientes para proseguir con las indagaciones preliminares. Entre otras cosas, la decisión se tomó porque el mismo capitán Ányelo Palacios había denunciado que el ciudadano le había ofrecido dinero.

No obstante, la esposa del comerciante ratificó la denuncia ya hecha, y le dijo a la Policía que su esposo le había entregado al capitán palacios $3 millones a través de un tercero. Dijo la mujer que esa persona era supuestamente, otro uniformado. Por estos hechos, a Palacios le abrieron una investigación por prevaricato por omisión.

La defensa de Palacios ha sostenido que a su cliente le han violado en repetidas ocasiones el derecho al debido proceso, pues dijo que entre las pruebas a favor del policía se encuentran las demostraciones de que en dos ocasiones, el capitán Palacios había mandado a cerrar el local llamado “El Loco Juancho”. Además, la defensa del uniformado aseguró que este proceso se abrió en paralelo al que ya había sido suspendido en octubre pasado, violando lo dispuesto por la ley.

El policía que denunció la existencia de una supuesta red de prostitución en la Policía, que mediáticamente se le ha llamado la “comunidad del anillo”, ha sostenido que este proceso es una retaliación en su contra por los hechos que ha venido revelando en los últimos dos años. Su defensa aseguró que apelará la decisión del inspector de Policía.

Precisamente por las denuncias que hizo por la comunidad del anillo, contra Palacios existía además otro proceso interpuesto por el ex director de la Policía, el general (r) Rodolfo Palomino, quien lo denunció por injuria y calumnia ante la Procuraduría. No obstante, Palacios fue absuelto por esa entidad, que consideró que no existían suficientes pruebas para responsabilizarlo por las conductas de las que se le acusaba.

Pero ese no ha sido el único dolor de cabeza que le han traído sus afirmaciones al capitán Ányelo Palacios. El 12 de marzo de este año, el capitán fue presuntamente secuestrado en la vía que conduce de Cúcuta a Pamplona, cuando se dirigía con su padrastro de 75 años hacia Bogotá. Según dijo el padrastro, a Palacios lo sacaron del vehículo un par de encapuchados. Dos días más tarde, el capitán aseguró haberse escapado de sus captores. Las investigaciones por este episodio no han arrojado resultados concretos que permitan establecer quiénes podrían estar detrás de los hechos.

En su momento, circularon rumores de que podría tratarse de un autosecuestro, pero, dijo su abogado ante los medios, esa solo era una estrategia para deslegitimar su testimonio ante la Fiscalía y la Procuraduría en las investigaciones que ambas entidades adelantan por los hechos de la “comunidad del anillo”.