Detenidos deben dormir sentados en pasillos y hasta en escaleras de las URI