Dieb Maloof ya regresó al país

Volvió cuatro días después de que se cancelara la circular azul de Interpol en su contra. Sus defensores dicen que le están buscando más testigos falsos.

Sin hacer mucho ruido, el pasado 28 de diciembre, el excongresita Dieb Maloof volvió a ingresar a Colombia. Había salido del país hacía unos cinco meses y con un infarto a cuestas, que sufrió en febrero pasado, cuando el CTI llegó a capturarlo en la clínica La Misericordia, de Barranquilla, donde trabajaba como director científico. Entonces, era requerido por una Fiscalía de Derechos Humanos que lo investigaba como el posible ‘cerebro’ del asesinato del alcalde de Santo Tomás, Atlántico, cometido en abril de 2004.

El excongresista Maloof salió del país justo cuando la Fiscalía lo llamó a juicio por ese crimen. En ese momento, la versión de la Fiscalía era que Maloof había ordenado el homicidio de Nelson Mejía Sarmiento, alcalde de Santo Tomás, porque éste no se había “plegado las políticas de las AUC”, declaró el propio sicario del crimen, Juan Rodríguez, alias el Gato. La hipótesis era que Nelson Mejía les había negado a los ‘paras’ acceso a la contratación del municipio en el sector salud, y que esa decisión le había costado la vida.

Hoy, después de que la defensa del excongresista Maloof apelara la decisión de la Fiscalía de llamarlo a juicio, la posición de ese organismo es otro. El pasado 24 de diciembre, la Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario le envió una notificación a la oficina de la Interpol en Colombia, la cual había emitido una circular azul contra Maloof –por petición de la Fiscalía– desde que éste se fue al exterior. A la Policía, a la Dijín y al CTI también les envió un comunicado. A partir de ese momento, las órdenes de captura contra Maloof quedaron canceladas; y el expediente, precluido.

La decisión de precluir hace lo que los abogados llaman “tránsito a cosa juzgada”. Es decir, equivale a una absolución. En cuanto a la muerte de Nelson Mejía se refiere, la justicia no halló pruebas para llevarlo ante jueces y cerró el caso. “Nosotros estamos muy preocupados: tenemos información de que están contactando a paramilitares para ver quién puede conectar al señor Dieb Maloof con otra actividad criminal. Todo esto tiene un claro trasfondo de carácter económico”, le dijo a este diario el abogado Élmer Montaña, de la Fundación Defensa de Inocentes.

En enero de 2008, Dieb Maloof pasó a la historia como el primer senador de la República en ser condenado -él mismo aceptó cargos– por sus nexos con grupos paramilitares. Archivos de alias Don Antonio, mano derecha del jefe paramilitar Jorge 40, dejaron en evidencia la relación entre Maloof y la cúpula paramilitar de la Costa Caribe; además de testimonios de exintegrantes de las AUC. Maloof, médico neurocirujano, cumplió su pena de cuatro años y nueve meses y abandonó su carrera política.

En Justicia y Paz, sin embargo, empezaron los señalamientos en su contra como el “determinador” del asesinato del alcalde Nelson Mejía, quien había sido elegido en 2003 como candidato del partido que el propio Maloof había fundado: Colombia Viva. La Fiscalía abrió investigación y, hasta julio del año pasado, cuando lo llamó a juicio, el organismo se sostuvo en que Maloof había participado en el crimen. José Humberto Torres, abogado de las hijas del alcalde Mejía, ha afirmado siempre que está seguro de la responsabilidad de Dieb Maloof en este caso.

609064

2016-01-05T22:31:14-05:00

article

2016-01-05T23:05:27-05:00

none

Diana Durán Núñez

Judicial

Dieb Maloof ya regresó al país

32

3458

3490

Temas relacionados