Diego Rayo, el presunto enlace entre el senador Benedetti y la red de ‘chuzadas’

La Fiscalía aseguró que esta persona era el enlace entre las personas que interceptaban las llamadas, entre los que se encontraban exoficiales de la Fuerza Pública, y el congresista. El hombre, quien será investigado por seis delitos, se declaró inocente.

Senador Armando Benedetti.Archivo.

Este lunes, ante el Juzgado 41 de Garantías de Bogotá, la Fiscalía presentó las pruebas contra Diego Mauricio Rayo Abella, capturado en las últimas horas por, supuestamente, hacer parte de la red de ‘chuzadas’ ilegales de la que también harían parte miembros de la Fuerza Pública, entre ellos el general (r) de la Policía Humberto Guatibonza. En la audiencia de imputación de cargos, que tuvo lugar en el Complejo Judicial de Paloquemao, el órgano investigador lo señaló de ser el enlace directo entre el senador Armando Benedetti y los integrantes de la organización ilícita. Aunque el congresista reiteradamente ha dicho que es inocente, las pruebas que la Fiscalía demostrarían todo lo contrario. 

(Le podría interesar: Los señalamientos contra el senador Armando Benedetti por el caso de chuzadas ilegales)

Como lo ha venido haciendo en otras audiencias por este caso, la Fiscalía detalló que está investigación se originó por cuenta de varios informes que consignaban que un grupo de personas, presuntamente, estaban cometiendo actividades irregulares como la ubicación de móviles celulares, la intromisión a aplicaciones de mensajería instantánea, el acceso a claves de correos electrónicos, el conocimiento de teléfonos interceptados, entre otras cosas. Después, citó la declaración del coronel (r) Jorge Humberto Salidas, presunto integrante de la organización ilegal, quien, en declaración ante la Fiscalía, aseguró que Juan Carlos Madero era la persona encargada de buscar a los clientes que querían obtener los servicios de la red ilegal.

Y uno de esos clientes, al parecer, era el senador Armando Benedetti. Madero, como parte de su colaboración con las autoridades, le dijo a la Fiscalía: “En esa reunión estuvo el senador Benedetti, la mano derecha del senador y la esposa del senador Benedetti. Yo le expliqué unos servicios que tenía y el me pidió los siguientes: la protección de sus dos teléfonos celulares y el de su esposa, y adicionalmente solicitó una investigación al celular del abogado Jaime Lombana, de quien entregó los números de celular con el fin de encontrar algo para usarlo en contra de él”. Sin embaego, las autoridades advierten que este no habría sido el único servicio que solicitó el congresista Benedetti.

Juan Carlos Madero también aseguró que los encuentros con el congresista fueron entre octubre 2017 y fueron hasta marzo de este año, en los que se alcanzaron a encontrar en diez ocasiones aproximadamente en la oficina del senador ubicada en la Calle 51, “que es una casa blanca de dos pisos”, y otras oportunidades en la sede política sobre la Carrera Séptima con Calle 47. La Fiscalía asegura que en la mayoría de estos encuentros estuvo Rayo como el hombre de confianza del congresista. “Sé que Diego Rayo era el asesor jurídico del senador Armando Benedetti. Él me decía que era el encargado de las investigaciones, del manejo jurídico y de las cosas de entera confianza que necesitaba el senador”, precisó.

Madero agregó que Rayo tenía “pleno conocimiento de los servicios que yo prestaba al senador Benedetti. Él tenía pleno conocimiento de las actividades que nosotros desarrollábamos. Es más, fue a la primera persona a la cual se le dio una explicación detallada de todas y cada una de las actividades que realizábamos con el coronel (r) Salinas”. Igualmente, este declarante admitió que la mayoría de los informes que se le iban a entregar al Benedetti “pasaban por las manos” Rayo y que los revisaba y le indicaba “cómo tenía que explicarle la información a Benedetti. Se aseguraba que lo que me habían pedido ellos dos estuviera en la información requerida en el informe que se le iba a pasar a Benedetti”. Y agregó que cuando el congresista estuviera de viaje, Rayo le recibía los informes.

(En contexto: Juan Carlos Madero asegura que senador Armando Benedetti solicitó interceptaciones)

La Fiscalía le imputó a Diego Mauricio Rayo Abella los delitos de concierto para delinquir, acceso abusivo a un sistema informático, interceptación de datos informáticos, uso de software malicioso, utilización ilícita de redes de comunicaciones y violación de datos personales. Él, por su parte, se declaró inocente. Jaime Lombana, quien estuvo presente en le audiencia como víctima, dijo que le senador Benedetti es un mentiroso. "Es un mentiroso consuetudinario. Está en mora de que la Corte Suprema lo llame a dar las explicaciones del caso", concluyó. La audiencia se suspendió y continuará este martes en los juzgados de Paloquemao.

815643

2018-10-01T20:47:02-05:00

article

2018-10-01T20:58:46-05:00

cmunoz_1153

none

Redacción Judicial

Judicial

Diego Rayo, el presunto enlace entre el senador Benedetti y la red de ‘chuzadas’

84

5338

5422