Disidencias de las Farc contarían con 1.200 hombres

Los grupos que se apartaron del proceso de paz con la guerrilla en Colombia ya tendrían en sus filas cerca de 1.200 combatientes, que siguen nutriéndose del narcotráfico y buscan alianzas con otras organizaciones armadas como el Eln, según autoridades.

AFP

El comandante de las fuerzas militares recordó este martes que en su momento las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia denunciaron la deserción de 500 de sus miembros.

"Fue la lista inicial con la que iniciamos hace 16 meses aproximadamente, pero estos han venido creciendo en algunas partes del país y han dado el salto de 500 a 750 primero; después a 1.000", dijo el general Alberto Mejía. 

Sin embargo, inteligencia estima que a la fecha operan "1.200 disidentes", agregó.

Desde la firma de la paz a finales de 2016, unos 248 disidentes han muerto, sido capturados o se han sometido a las autoridades, según el oficial.

Mejía no precisó si estos grupos han aumentado su pie de fuerza con exguerrilleros que volvieron a las armas o gracias al reclutamiento forzoso o voluntario. En el momento del desarme, el año pasado, las Farc contaban con unos 7.000 combatientes.

Lo que sí dijo el general, es que las disidencias se han expandido y actualmente también se encuentran en  departamentos como Nariño, Cauca, Antioquia, Tolima y Norte de Santander. Señaló que sus principales actividades son el narcotráfico y extorsiones y hacen alianzas como el Clan del Golfo, Eln, Los Pelusos y demás organizaciones al margen de la ley.

Las cifras se conocieron después de la muerte de nueve presuntos disidentes en un asalto contra los frentes Primero y Séptimo, que operan en Guaviare, en el sureste de Colombia.

Los grupos - que se siguen autodenominando Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) - están dedicados "al narcotráfico y a potenciar las economías criminales en áreas donde tratan de hacer alianzas con el Eln y con el Clan del Golfo", entre otros, remarcó Mejía.