Por doce años evadió la justicia con cédula de un muerto