Doce integrantes de una familia hacían parte de una banda criminal

La abuela de la familia, una mujer de 68 años, también se dedicaba al expendio y comercialización de estupefacientes.

Doce integrantes de una misma familia hacían parte de una organización criminal denominada “La Ochenta”, dedicada al tráfico de estupefacientes en el Urabá antioqueño.

Según el informe de la Policía, después de seis meses de investigación y seguimientos, permitieron obtener elementos probatorios suficientes para desarrollar, en coordinación con autoridades judiciales, una diligencia de allanamientos donde fueron capturadas estas 12 personas.

Entre los detenidos está la abuela de la familia, una mujer de 68 años, quien también se dedicaba al expendio y comercialización de estupefacientes.

De acuerdo a la investigación, los expendedores sacaban la droga en pequeñas cantidades y las camuflaban en diferentes caletas aledañas para evadir la acción policial. Así mismo, se logró determinar que la actividad delincuencial la coordinaban desde el municipio de Chigorodó.

“Las capturas de los 12 integrantes de la banda “La Ochenta”, son el resultado de la constancia de la Policía de Urabá para cumplir su compromiso adquirido con la ciudadanía en seguir atacando el negocio del microtráfico”, señalaron fuentes policiales.