“Don Mario” regresa a la cárcel la Picota

El Espectador conoció que en las últimas horas la Fiscalía ordenó el traslado del exjefe paramilitar al centro penitenciario, mientras se cumple su extradición a Estados Unidos tras culminar el proceso de colaboración con la justicia colombiana.

“Don Mario” estaba preso desde septiembre de 2014 en el búnker de la Fiscalía. Archivo El Espectador

En un operativo de seguridad que se realizó bajo la más estricta confidencialidad, el exjefeparamilitar Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario, fue trasladado desde los calabozos del búnker de la Fiscalía, al pabellón de extraditables de la cárcel La Picota en Bogotá.

Fuentes en la Fiscalía confirmaron a El Espectador que Don Mario fue puesto a disposición del Inpec, debido a que el próximo 27 de octubre culmina su proceso de colaboración con la justicia, el cual frenó por más de cuatro años su comparecencia ante las autoridades norteamericanas.

Así las cosas, podría ser enviado a Estados Unidos en noviembre. “La decisión se determinó ya que cumplieron todos los procesos pendientes que tenía en Colombia”, señaló una fuente del ente acusador. (Le puede interesar: A “Don Mario” le llegó la extradición).

Alias Don Mario era el huésped más antiguo en las celdas de la Fiscalía —allí estaba preso desde el 3 de septiembre de 2014—. Al búnker fue trasladado desde la cárcel la Picota en Bogotá una vez inició el proceso de colaboración con la justicia.

Como reveló El Espectador en su edición de ayer jueves, la colaboración de Don Mario con la justicia estuvo a cargo de un grupo de cerca de 15 fiscales, que se dedicaron a realizar y supervisar las diligencias en las que el exjefe paramilitar rindió declaración. “El universo criminal de Daniel Rendón Herrera era muy grande, se dividió en tres fases: acciones paramilitares, narcotráfico y como miembro de una organización criminal”, señalaron fuentes cercanas al proceso. Ahora los investigadores tendrán una tarea complicada: realizar un balance de todas las declaraciones, que serán claves para procesos que tiene el ente investigador en contra de miembros de la Fuerza Pública y políticos que se habrían aliado con su organización.

El exparamilitar militó en el Bloque Centauros de las Autodefensas, pero luego se rearmó con las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.Tras su captura en Urabá, en un operativo de la Policía en Necoclí, el 15 de abril de 2009.  Rendón Herrera consiguió ser postulado a Justicia y Paz, pero el haber el creado el Clan del Golfo, fue justo lo que causó su expulsión del proceso en 2013 por parte del Tribunal Superior de Bogotá. El narcotraficante nacido en Amalfi, Antioquia, fue apoderándose de los mercados del narcotráfico y de los espacios dejados por los ex jefes paramilitares, Salvatore Mancuso, Diego Fernando Murillo Bejarano alias Don Berna y Ramiro Vanoy Murillo, alias Cuco Vanoy.