Dos policías investigados por muerte de joven en Medellín

El joven de 19 años, al parecer había sido encontrado con varias papeletas de droga.

Archivo Policía Nacional

Juan David Osorio Rodas, de 19 años, murió el pasado viernes en la tarde y fue enterrado el domingo en la mañana en el cementerio Jardines de la Fe de Medelín; sin embargo, su familia continúa las indagaciones sobre las causas de su muerte, presuntamente por responsabilidad de la Policía.

Según sus familiares, Osorio fue descubierto por dos agentes de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá con unas papeletas de bazuco. Acto seguido fue detenido y conducido al CAI de Bolívar, donde le habrían hecho tragar todas las papeletas que cargaba.

“A partir de este lunes vamos a empezar a diligenciar el dictamen de medicina legal y todo lo que sea necesario para hacer la demanda y todo lo que corresponda”, manifestó Walter David García, hermano de la víctima, en declaraciones recogidas por el diario local El Colombiano.

García indicó que el joven fallecido se sentía mal cuando lo dejaron salir del CAI y se dirigió a un restaurante en el sector La Paz, en el que lo conocían porque ayudaba con frecuencia a repartir los domicilios. Allí buscaron algo para cortar el efecto de los alucinógenos, pero cayó desmayado y de inmediato fue trasladado desde el establecimiento a un centro de salud de Villanueva, donde horas más tarde murió.

‘‘Una ‘pelada’ del restaurante nos contó que él llegó y se sentó en el baño. Ella le preguntó que qué le pasaba. ‘Es que me cogieron y me hicieron tragar todas las papeletas que tenía’, le respondió él. Ella le dijo que le iba a dar leche para cortarle el efecto. Cuando se volteó a coger la bolsa de leche, él cayó de una al piso”, puntualizó el hermano de Juan David Osorio.

Como aseguró igualmente su familia, el joven estaba en proceso de salir de la venta de estupefacientes y desde octubre estaba realizando aportes en la casa, ubicada en la invasión Manantiales de El Pinar, en donde residía con su mamá y uno de sus hermanos.

El coronel Carlos Alberto Wilches, subcomandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, aseguró que los policías supuestamente implicados en este hecho ya están siendo investigados por el grupo disciplinario y penal militar de la Policía Nacional, apoyado por el CTI. 

Temas relacionados