Ecuador pide a Colombia incrementar presencia militar en la frontera

Agregó que hay "intercambio de información permanente" sobre vuelos ilegales del narcotráfico y actividades de grupos irregulares.

El ministro ecuatoriano de Defensa, Miguel Carvajal, destacó el martes el buen nivel de cooperación con Colombia en la lucha contra la delincuencia en la frontera común, donde sin embargo espera que el país vecino incremente su presencia militar.

Carvajal dijo que esa colaboración incluso se profundizó luego de que las dos naciones restablecieran sus vínculos diplomáticos, rotos por Ecuador a raíz de un ataque militar colombiano contra una base clandestina de la guerrilla de las Farc en su territorio, el 1 de marzo de 2008.

"Con Colombia hemos sido capaces no solo de recuperar los niveles anteriores a 2008 en términos de cooperación, coordinación. Diría inclusive de profundizarlos mucho más, de tener un salto cualitativo en la relación política y en las acciones de seguridad con niveles de confianza muy importantes", señaló el ministro a corresponsales extranjeros.

Agregó que hay "intercambio de información permanente" sobre vuelos ilegales del narcotráfico y actividades de grupos irregulares en la zona limítrofe, lo cual ha permitido que las autoridades ecuatorianas capturen y entreguen a sus pares de Colombia a personas requeridas por la justicia de ese país.

Carvajal recordó en particular la detención en mayo de dos miembros de las Farc, presuntamente vinculados con las finanzas de ese grupo en la frontera común. Uno de ellos, John Mendoza (alias 'Fredemiro'), ya fue deportado.

El funcionario subrayó que esa cooperación se ha elevado manteniendo la soberanía y sin llegar a "acciones combinadas", y reiteró una antigua petición de Quito para que Colombia aumente su presencia en la frontera de unos 700 km.

"A Ecuador le ayudaría muchísimo que en el lado colombiano de la frontera exista un control fuerte sobre su territorio por parte del Estado, ojalá un despliegue como el que existe en el lado ecuatoriano", dijo, al evocar que Quito tiene allí una veintena de destacamentos y hasta 8.000 militares.

Pero "entendemos que no es solo un problema de voluntad política, sino de las circunstancias en que se ha desarrollado históricamente el conflicto interno", anotó Carvajal, refiriéndose el control de algunos territorios colombianos por parte de organizaciones ilegales.

Temas relacionados