En los juzgados especializados de Bogotá

Eduardo Ghisays condenado a 37 meses de prisión domiciliaria por caso Odebrecht

Para el juez, el empresario es responsable del delito de lavado de activos. Además de su condena, que la pagará en su casa en Cartagena, deberá pagar una multa de $2.407 millones.

La Fiscalía dice que estos dos hermanos optaron por blanquear millones de dólares de sobornos de la multinacional para salir de la bancarrota.Archivo particular.

El juzgado octavo especializado de Bogotá condenó a 37 meses (3 años y un mes) de prisión a Eduardo Ghisays por participación en los sobornos de la multinacional Odebrecht. Para el juez, este empresario es responsable del delito de lavado de activos porque, en compañía de su hermano Enrique Ghisays –condenado a siete años de prisión por los mismos hechos–, ayudó a recibir un soborno de US$6.5 millones enviado por la multinacional a Gabriel García Morales, exviceministro de Transporte.

(Le podría interesar: Los negocios de los Ghisays Manzur, implicados en el caso Odebrecht)

El propósito de recibir esta coima, según la Fiscalía, radicaba en adjudicarle la concesión de la Ruta del Sol sector 2 a la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., compuesta por Odebrecht con un 66%, Episol con el 33% y el grupo Solarte con el 4,9 %. El juez también afirmó que Eduardo Ghisays es “cómplice” porque tuvo completo conocimiento de las conductas que estaba realizando en compañía de su hermano Enrique. Sin embargo, el funcionario terminó acogiendo la petición presentada por el abogado defensor de concederle casa por cárcel a su cliente. En síntesis, Eduardo Ghisays cumplirá su condena en su residencia ubicada en Cartagena.  

En el proceso que el ente investigativo adelanto en contra de Enrique Ghisays, este admitió que él y su hermano, que deberá pagar una multa de 3.263 salarios mínimos (unos $2.407 millones), habían creado en Panamá la sociedad Lurion Trading para, a través de ella, “blanquear” el soborno millonario de Odebrecht. Lurion Trading, agrega la Fiscalía, fue creada en enero de 2010: un mes después de que el Instituto Nacional de Concesiones (Inco), que por entonces lideraba Gabriel García Morales, les diera el contrato de la Ruta del Sol 2 a Odebrecht y sus socios.

(Le podría interesar: Colombia tiene a su primer condenado por caso Odebrecht: Enrique Ghisays)

La investigación de la Fiscalía se centró en buena medida por la colaboración que entregaron a la justicia colombiana tres directivos de Odebrecht: Luiz Antonio Bueno Junior, expresidente de la constructora en Colombia; Luiz Antonio Mameri, presidente para América Latina, y Luiz Eduardo da Rocha Soares, director de la División de Operaciones Estructuradas en Brasil, la oficina desde la que se despachaban los sobornos. Según los investigadores, fue Luiz Bueno quien le indicó al exviceministro García Morales que debía contactarse con empresarios que tuvieran la capacidad de crear sociedades en el exterior para así recibir los sobornos.

 “Dada la colaboración que desde un principio allegamos ante la Fiscalía, consideramos que (la condena) es satisfactoria. Aunque esperábamos mejores resultados, consideramos que (las medidas adoptadas) satisfacen a la defensa”, manifestó el abogado de Eduardo Ghisays. Frente a este nuevo fallo condenatorio por este escándalo de corrupción, ni la Fiscalía ni el Ministerio Público apelaron la decisión.