Ejército dice que Farc puso en riesgo a comunidad indígena del Cauca

Por su parte la Defensoría del Pueblo denunció que los combates se registraron a pocos metros de una escuela.

En la mañana del lunes, el sexto frente de las Farc y las tropas de la Fuerza de Tarea Apolo mantuvieron combates en la zona rural de Caloto, Cauca.

William Ulqüé, profesor de la vereda El Carpintero, señaló en declaraciones a La W Radio, que los militares mantuvieron el enfrentamiento “a cuatro metros de las viviendas y algunos se habían metido en la escuela”, mientras que el comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, Wilson Cabra negó que las tropas se encontraran dentro del colegio y aseguró que fueron los guerrilleros quienes se resguardaron en las casas.

Ante los hechos la Guardia Indígena de la comunidad de Huellas intervino en el área de los enfrentamientos y citó Asamblea Permanente, en la vereda El Carpintero, donde se trasladaron por lo menos 180 personas tras los hechos, según informó el alcalde de Caloto a RCN Radio.

En comunicado oficial el Ejército afirmó que actuó “bajo el marco jurídico de la constitución nacional y la ley”, ya que “realizaba operaciones de seguridad para proteger a la población civil y sus bienes”.

Aunque la Defensoría del Pueblo advirtió sobre una posible violación al Derecho Internacional Humanitario, debido a que los enfrentamientos se dieron en “una escuela rural a la que asisten decenas de niños y niñas” y además es punto de reunión de la comunidad indígena Huellas.

Como resultado del combate el Ejercito incautó una ametralladora calibre 5.56 milímetros, siete fusiles, cinco granadas de mano, dos pistolas, 36 proveedores, 2.855 cartuchos de diferentes calibres, once chalecos multipropósito, un radio de comunicaciones y un computador portátil.
 

Temas relacionados