Ejército tendrá que brindarle atención médica a soldado secuestrado por las Farc

Así lo determinó la Sala Disciplinaria del Consejo de Superior de la Judicatura.

La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura le ordenó al Ejército Nacional otorgarle ayuda médica al soldado profesional Ermilsun de Jesús Muñoz, quien estuvo secuestrado por las Farc durante tres años.

El alto tribunal tuteló los derechos a la salud, en conexidad con la vida, del uniformado quien pese a los trastornos mentales que presentó por la retención ilegal no ha recibido el tratamiento médico que requiere por parte de la Dirección de Sanidad del Ejército Nacional.

En el debate jurídico se determinó que no existe ninguna duda que el militar fue secuestrado y sometido a un trato humillante y cruel, no solo por los subversivos sino también por los ataques del avión fantasma del Ejército que al tratar de neutralizar a los guerrilleros, sembraron el terror entre los militares secuestrados.

En este sentido se le ordenó al Ejército que le suministre el tratamiento psiquiátrico de manera inmediata y que pasados seis meses se ordene una nueva junta médica laboral con el fin de determinar su disminución de la capacidad laboral.

De encontrar que dichos padecimientos continúan, se debe prestar la atención médica, acompañada de la asitencia farmacológica, de laboratorio, rehabilitación y atención integral por el tiempo que sea necesario para el restablecimiento de la salud del señor Muñoz Quintero.

El soldado profesional fue secuestrado cuando las Farc atacaron el Batallón de Contraguerrillas con sede en Tres Esquinas, Caquetá.
Durante los tres años que estuvo secuestrado, permaneció en corrales cercados con alambre de púas y amarrado de pies y manos la mayoría del tiempo.

Una vez fue liberado, se diagnosticó que padecía de estrés postraumático con episodios depresivos mayores y solo recibió un corto tratamiento a partir de agosto de 2001 y hasta septiembre del mismo año, fecha en la que una junta médica dio por terminado el tratamiento y determinó su salida del servicio por habérsele declarado no apto para el mismo.