Ejército ya tiene tropas en Pogue, corregimiento de Bojayá, tras alerta de confinamiento

Noticias destacadas de Judicial

La cúpula del Ejército sostuvo un consejo de seguridad extraordinario antes las denuncias de tomas paramilitares en esta zona del Chocó. Entregaron un parte de tranquilidad y anunciaron medidas para reforzar la seguridad.

Ante las denuncias de que el corregimiento de Pogue y, por lo menos, otras cuatro comunidades de la zona de Bojayá (Chocó) estaban confinadas por la presencia paramilitar, la cúpula del Ejército viajó hasta la zona. Hasta esta zona a orillas del Río Atrato llegaron el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, en compañía del comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, y del comandante de la Séptima División —unidad que opera allí— general Juan Carlos Ramírez, para verificar la situación de seguridad. 

Tras sobrevolar el territorio, caminar por Bojayá y sostener un consejo extraordinario de seguridad, el general Navarro dio un resumen de la situación en la zona. “Aquí delinquen los grupos armados organizados del Clan del Golfo y del Eln, de tal forma que representan una amenaza. Pero, desde ayer, tan pronto se supo de la alerta de la comunidad, las tropas de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán se desplazaron al caserío de Pogue, donde se presentó la alerta, para atender la situación de manera inmediata”, explicó. 

(En contexto: Comunidad de Bojayá, amenazada por la guerra entre el ELN y las AGC)

Pogue, donde viven 121 familias, al parecer estaría sitiada por miembros de las Autodefensas Gaitanistas (o Clan del Golfo) que se disputan el control territorial por las rutas del narcotráfico con la guerrilla del Eln. Por ende, para reforzar la operación de la Fuerza de Tarea Titán, que ya está en este corregimiento ubicado sobre el Río Bojayá, “el comandante de la séptima división (general Ramírez) dispuso el envío de 70 hombres más, adicionales a los que tenemos en el área, porque allí se han desarrollado operaciones contra grupos armados organizados”, añadió Navarro. 

Asimismo, el comandante de las Fuerzas Militares anunció unas medidas concretas para atender la compleja situación de seguridad en el municipio. En primer lugar, “aumentar y mantener la seguridad en el casco urbano de Bojayá”, conocido como Bellavista. Por otro lado, Navarro dijo que se harán controles permanentes en los caseríos de Corazón de Jesús, Lomas de Bojayá, Piedracandela y Pogue, que se mantendrán las operaciones en toda la zona y que se agudizarán las acciones militares en el Río Güia “para neutralizar los corredores de narcotráfico que están siendo disputados por estas organizaciones”. 

(En contexto: No hemos podido comunicarnos con nadie en Pogue: líder de Bojayá)

Para atender la emergencia social, dijo Navarro, se acordó con las autoridades locales que, en las próximas horas, deberán entregar un inventario de las “necesidades más sentidas”, pues uno de los problemas que acarrea el confinamiento es el desabastecimiento de víveres y elementos de primera necesidad. Asimismo, este viernes 3 de diciembre visitará la zona el viceministro del Interior y la próxima semana, anunció el general, también estará presente el Alto Comisionado para la paz , Miguel Ceballos. 

Al finalizar sus declaraciones, el alto oficial invitó a la población del Atrato a que brinde información sobre las acciones de estos grupos armados: “Invitamos a todos los pobladores a que nos ayuden con información de manera oportuna para actuar ante cualquier hecho que pueda afectar la seguridad y tranquilidad de la región”. Y, a renglón seguido, dijo que reconocía que los problemas de la zona no son solo de violencia pero aseguró: “Si hay seguridad, podemos garantizar que el resto de las instituciones del Estado lleguen”.

(En contexto: Denuncian confinamiento de comunidades de Bojayá (Chocó) por presencia de paramilitares)

Comparte en redes: