El 24 de agosto se fijará condena contra excapitán de la Armada por delitos sexuales

Raúl Danilo Romero Pabón aceptó cargos y está recluido en la cárcel de Sabanalarga. Los investigadores determinaron que accedía a menores vírgenes y buscaba a sus víctimas en barrios vulnerables de Cartagena.

El capitán Raúl Romero Pabón aceptó cargos. / Archivo particular

Entre los 18 capturados por proxenetismo y delitos sexuales el pasado 29 de julio en Cartagena, resultado de la primera fase de la operación Vesta, se encuentra el excapitán de la Armada Raúl Danilo Romero Pabón. Según la Fiscalía, el hombre recorría por las noches los barrios más vulnerables de Cartagena donde accedía sexualmente a menores de 14 años vírgenes y les pagaba después para comprar su silencio. Después de violar a sus víctimas, las tatuaba en el cuerpo con las iniciales de su nombre.  

El excapitán de la Armada, quien fue retirado de la institución días antes de su captura y dirigió hace semanas las charlas de seguridad del encuentro de buques Sail Cartagena 2018, aceptó los delitos de concierto para delinquir, estímulo a la prostitución de menores de edad, demanda y explotación sexual comercial de persona menor de 18 años, utilización o facilitación de medios de comunicación para facilitar explotación sexual comercial de persona menor de 18 años y uso de menores de edad en la comisión de delitos.

La Fiscalía le dijo a este diario que el 24 de agosto a las 11a.m. se desarrollará la audiencia en la que se le fijará la condena a Romero Pabón. Por estos hechos también fueron capturados Hillary Patricia Madero, de 19 años, que en el pasado que víctima de Romero y supuestamente contribuía a ubicar las niñas de las que abusaba el militar; y John Padilla, tatuador, quien sería encargado de poner marcas a las víctimas. También habría agredido sexualmente a varias menores. 

Mientras tanto, las autoridades han anunciado que Cartagena seguirá siendo escenario de operativos que combatirán los delitos sexuales. El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dijo esta semana durante un encuentro con el sector turístico de Cartagena que las autoridades van a perseguir judicialmente "a todas aquellas personas que demanden servicios sexuales de menores" en esa ciudad.

Martínez explicó en una rueda de prensa que la explotación sexual de menores en Cartagena "existe porque hay una demanda de turistas nacionales y extranjeros que buscan la prestación de servicios sexuales de adolescentes y de niñas.Esto está catalogado como un delito en Colombia que da lugar a una pena hasta de 37 años y medio de prisión y por eso vamos a judicializar a todos aquellos que cometan estos ilícitos en calidad de turistas nacionales o extranjeros", subrayó el fiscal general.

El fiscal también dijo que entrarán en una fase que busca la extinción de dominio (expropiación) de todos los bienes muebles e inmuebles que se presten para las "actividades ilícitas de carácter sexual que vienen afectando a la ciudad". Advirtió que los investigadores han detectado que "algunos administradores" de casas y apartamentos de Cartagena las prestan "para que allí se desarrollen actividades ilícitas de esta naturaleza" cuando sus propietarios están ausentes.

Martínez dijo que ya están tras la pista de residencias que serán objeto de extinción de dominio en la zona turística de El Laguito, en el centro histórico, Getsemaní y la exclusiva zona de La Boquilla. El fiscal explicó que esta es la segunda fase de la operación Vesta I, con la que a finales del pasado julio fueron detenidas 18 personas, entre ellas Pabón y Liliana del Carmen Campos Puello, alias "La Madame", quien es acusada por la Fiscalía de ser la mayor proxeneta de Cartagena.

 

últimas noticias