Desde abril de este año vive en EE.UU.

Alejandro Lyons será interrogado por la Fiscalía en Miami el 7 y 8 de septiembre

El ente investigador adelantará esa diligencia judicial en contra del exgobernador Lyons por las investigaciones que tiene el exmandatario por presuntos hechos de corrupción.

La Fiscalía le imputará cargos el 3 de octubre de este año.El Heraldo

Para el próximo 7 y 8 de septiembre quedó programada el interrogatorio en contra del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus. En las instalaciones del consulado de Colombia en Miami (Florida), en donde Lyons vive desde abril de este año, la Fiscalía General recogerá su testimonio para conocer más detalles sobre los presuntos hechos de corrupción que ocurrieron durante su administración en la gobernación de Córdoba. 

El exmandatario es investigado por la Fiscalía por 20 delitos. Según el ente investigador, durante su gestión (2012-2015), este fue pieza clave en el despilfarro de las regalías del departamento. Los delitos por los que se investiga al exmandatario son concierto para delinquir, interés indebido en celebración de contratos, celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación y falsedad en documento público y privado.

(Le podría interesar: El “dossier” del político que hundió al fiscal anticorrupción)

Según las investigaciones, los delitos cometidos por Lyons le habrían costado no menos de $10.000 millones al erario. En enero de este año la Fiscalía comenzó una jornada anticorrupción en Córdoba y terminó en mayo pasado con la captura de 54 personas, y asimismo terminó implicado penalmente el propio exgobernador Lyons. De acuerdo con el ente investigador, los sectores, especialmente de la salud y educación, habrían sido desfalcados por funcionarios locales y regionales.

Una de las mayores irregularidades durante la gobernación de Lyons es el denominado cartel de la hemofilia. A través de un listado con más de 100 falsos pacientes, presuntamente se habría desfalcado el presupuesto del sector de la salud. La Fiscalía abrió la investigación penal contra el exgobernador tras conocerse un documento de la Contraloría General, en el que se advertían problemas en la celebración y el cumplimiento de los contratos firmados por Lyons. 

Lyons Muskus también fue el encargado de entregar la cabeza del exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, a las autoridades de los Estados Unidos. Asesorado por la DEA, el exgobernador aceptó darle a Moreno un adelanto de US$10.000 a cambio de que éste “inundara a sus fiscales con trabajo para que no fueran capaces de centrarse en las pesquisas contra Lyons”. 

(Le podría interesar: La justicia a la cual se enfrentará Gustavo Moreno)