El asesor de la campaña de Óscar Iván Zuluaga relacionado con el caso Odebrecht

Una de las empresas de Eduardo ‘Duda’ Mendonça es señalado de haber participado como intermediaria para el pago de sobornos a dirigentes políticos en Brasil.

El nombre del asesor político brasileño Eduardo ‘Duda’ Mendonça se hizo conocido en Colombia a principios del año 2014 cuando fue contratado por la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga. En su momento el estratega encabezó cambios que resultaron fundamentales para que el exministro de Hacienda ganará la primera vuelta.

Entre estos cambios se encuentra un cambio de la estrategia mediática, entre ellos el cambio del logo de la campaña, el eslogan, así como la presentación de las propuestas del candidato del Centro Democrático. En su momento los copartidarios de Zuluaga aplaudieron el papel del estratega brasileño.

‘Duda’, quien trabajó en varias campañas presidenciales como las de Luis Ignacio Lula Da Silva, estuvo acompañado de su equipo de confianza para elaborar y ejecutar las diferentes estrategias que posicionaron a Zuluaga y lo llevaron a disputar la segunda vuelta con el candidato presidente Juan Manuel Santos.

Tras los comicios de junio de 2014, en los que resultó electo Santos, el asesor político viajó a su país puesto que su contrato con la campaña presidencial ya había finalizado. Desde ese momento su nombre poco o nada se volvió a escuchar en Colombia. No fue hasta que un hecho que parecía aislado lo ubicó nuevamente en el radar.

El escándalo de corrupción de la firma brasileña Odebrecht –especializada en obras públicas- vinculó a la empresa de ‘Duda’ con el presunto pago de sobornos que se le habrían hecho a diferentes dirigentes políticos en Brasil para resultar beneficiados con la entrega de millonarios contratos.

Diversos informes de prensa de Brasil aseguran que la estrategia de Odebrecht era casi siempre la misma. Financiaron a candidatos, alcaldes, gobernadores e incluso ministros con el fin de recibir contratos en todo el territorio nacional. En uno de esos pagos aparece una persona muy cercana al asesor político.

Se trata de José Eugênio de Jesus Neto, quien fungió como director financiero de una de las empresas del estratega político. Medios brasileños aseguran que desde hace unos meses ‘Duda’ ha venido colaborando con las autoridades mediante la entrega de información sobre la relación que tendría con políticos brasileños y la empresa.

El foco del asunto con Colombia es que fue un directivo de Odebrecht quien recomendó a ‘Duda’ para colaborar con la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga. El expresidente del Centro Democrático reconoció que en efecto fue el estratega llegó a su campaña por una recomendación externa, recordando que en ese momento la firma brasileña no tenía ninguna investigación.

En un comunicado publicado el 22 de diciembre Zuluaga asegura que la campaña “acordó el pago de $2.438,455.038 por servicios de asesoría para primer ay segunda vuelta, los cuales comprendieron un periodo de dos meses (del 15 de abril al 15 de junio)”. Estos pagos, reseña, se encuentra debidamente consignados en los informes que se le presentaron en su momento al Consejo Nacional Electoral (CNE).

En su columna de la Revista Semana, Daniel Coronell reveló una charla que sostuvo con Zuluaga en la cual le reconoció que desconoce si la empresa brasileña le pagó parte de la asesoría a ‘Duda’. Señaló además el exministro que nunca tuvo contacto directo con los directivos de Odebrecht puesto que todas las labores las hizo una persona de la campaña.

El nombre de esta persona es Daniel García Arizabaleta, quien hizo parte del comité político de su campaña. “Daniel García había tenido un contrato con Odebrecht y él me dijo: ‘Si quiere podemos investigar si Odebrecht tiene contacto con firmas de esas en el Brasil’. Y a través de Odebrecht se nos dieron los datos para poder concertar cita con Duda en Brasil”.

Según un fallo de una Corte de los Estados Unidos, la empresa brasileña habría pagado en Colombia sobornos por 11 millones de dólares para garantizar la entrega de importantes contratos de obras públicas. Estos hechos son investigados actualmente por la Fiscalía General, que ya pidió información a otros países sobre estos casos de corrupción.