El audio completo que originó el escándalo de la "Ñeñepolítica"

Noticias destacadas de Judicial

Las autoridades judiciales adelantan varias pesquisas por supuestas irregularidades en la campaña presidencial de 2018 a raíz de unas conversaciones interceptadas al empresario José Guillermo "Ñeñe" Hernández, asesinado en 2019. Esta es la transcripción completa del audio que originó todo, que fue revelado por Semana.

Una conversación interceptada al empresario José Guillermo “Ñeñe” Hernández desató un escándalo político y judicial denominado “Ñeñepolítica”. La razón es que, en una de esas conversaciones, el ganadero asesinado en 2019 en Brasil, habla de pasar “plata debajo de la mesa” en medio de la segunda vuelta presidencial de 2018 en que resultó electo Iván Duque, del Centro Democrático. Semana reveló este lunes el audio completo que originó este episodio. Se trata de una conversación telefónica del 3 de junio de 2018 en la que Hernández supuestamente habla con  María Claudia Daza, conocida como Caya o Cayita, quien fuera miembro de la UTL del senador Álvaro Uribe. La mujer, que renunció a su cargo, lo niega. 

Este lunes, la Fiscalía señaló en un comunicado que envió a la  Corte Suprema de Justicia, el Consejo Nacional Electoral y la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes cuatro DVD que contienen 40.823 registros de actividades (audios, mensajes de datos y ubicaciones), "correspondientes a las interceptaciones practicadas a un número telefónico vinculado a la investigación por el homicidio del señor Óscar Eduardo Rodríguez Pomar, efectuadas entre el 26 de mayo de 2018 y el 17 de mayo de 2019".  Igualmente, se entregaron 20 folios que contienen la inspección judicial realizada por el Grupo de Informática Forense del CTI de la Fiscalía, los días 12 y 13 de marzo de 2020, junto con las entrevistas rendidas por los encargados de la sala técnica de comunicaciones de la Dijin.

(Le puede interesar: “Ñeñepolítica”: piden al fiscal Barbosa declararse impedido y que se nombre un fiscal "ad hoc")

La documentación agrega copia del acta de la audiencia del 17 de mayo de 2019 en la que se legalizaron las interceptaciones pero no fueron ingresados a la bodega de evidencias: "Solo hasta el 12 de febrero de 2020, un investigador de policía judicial de la Dijin ingresó al almacén de evidencias de la Fiscalía General de la Nación, bajo cadena de custodia". Según el la entidad, los audios fueron recuperados con una inspección judicial realizada los días 12 y 13 de marzo de 2020. "Lo anterior significa que, si bien la Fiscalía General de la Nación contaba con los informes de policía judicial en los que se registraron los fragmentos de comunicaciones relevantes de la interceptación telefónica, no tenía los respectivos soportes de audio de dichas comunicaciones dentro de los DVD que ingresaron al almacén de evidencias", dice la entidad. Esta es la transcripción completa del audio:

-José Guillermo “Ñeñe” Hernández: ¿Aló?

-Interlocutora: Hola. ¿Está muriéndote del guayabo, no?

-JGH.: Uy, jueputa.

-Interlocutora: Sí, mi vida… estás a la par que María Fernanda Mejía, ¿cuál irá a ganar de los dos? Yo nada más te veo todas las noches. ¿Qué más? ¿Bien?

-JGH.: ¿Todas las noches?

-Interlocutora: Todas las noches te veo (….) María Mónica con la Paula Andrea y tú de recibo con nosotros. Muy bien. ¿Cómo andas? Hoy voy a almorzar con Goyo y Rafa.

-JGH.: Mira, ¿tú estabas en el Valle?

-Interlocutora: No, qué Valle (…) Bogotá. Voy pa’l Valle el jueves. Voy pa’ Riohacha el viernes.

-JGH.: ¿A dónde vas a almorzar con él? ¿Goyo se vino cuándo? ¿Ayer?

-Interlocutora: Goyo está enfermo, ¿tú no ves que está en chequeos?

-JGH.: Sí, pero ¿cuándo llegó él?

-Interlocutora: Ayer.

-JGH.: Ayer estuve con tu comadre Priscila Cabrales.

-Interlocutora: ¿La invitaron a donde Adela?

-JGH.:

-Interlocutora: Una belleza, la quiero mucho.

-JGH.: (Inaudible) ¿Tú no sabes que nosotros somos, con Óscar, (inaudible) no vivió con Óscar, con la hermana de Óscar y con la tía Elvira?

-Interlocutora: Eso me contó Prisci. Yo la quiero y la protejo porque es que esto de la campaña no ha sido fácil, ¿oíste?

-JGH.: No, eso estábamos hablando, eso es un tire y jale y…

-Interlocutora: Horrible. Yo porque estoy cerca…A mí me tiene amparada la sombrilla de mi jefe que a ese sí lo respetan. Pero si no (…) eso sería un desastre. Y yo que no me dejo, tú sabes que yo soy medio peliadora. O si no, se me (inaudible) la patineta. Voy a ver si hago que Iván se vea con Goyo el lunes, mañana. Voy a llamarlo.

-JGH.: Yo se lo dije ayer. Y le dije a Iván: “a mí no me llame”, pero quedé en que me llamara hoy.

-Interlocutora: No, no, no. Yo voy a ver si lo llevamos. Goyo me trajo unas cosas a mí, las voy a echar pa’ lante, eso sí, si no me las responde el hijueputa, lo mato. De trajo de todo, arepas y de todo, pero se las voy a dar a Iván a nombre de él, pero que me la responda en el Valle o si no le hago un escándalo allá donde la suegra. Eso es con reposición (…) Te iba a decir algo.

-JGH.: Ajá

-Interlocutora: Mi papá, tú sabes las condiciones en las que está, a él le ha sentado muy bien sacarlo. Tú viste que lo saqué a votar y no sé qué. Hay una oportunidad de un carrito, pero manejemos esa información entre tú y yo. Un carrito del hijo de Álvaro Castro, Álvaro de Castro, ese muchachito es amigo tuyo. Yo no lo conozco…

-JGH.: Sí, sí.

-Interlocutora: Este es un carro que debe impuestos desde el año 2005. O sea, entre los impuestos, SOAT y todo aproximadamente son $5 millones y medio. Y el carro es super viejo, pero es lo único que yo puedo. Además, es un carrito grande que yo puedo montar.

-JGH.: Ese carro está cuidado, ese carro está cuidado.

-Interlocutora: Está cuidado. Y para mi papá, o sea sería para él.

-JGH.: Ese carro tenía tiempo de estar guardado.

-Interlocutora: Entonces yo lo quiero comprar. Lucho le propuso 12 millones. Le daríamos 10 mañana si quisiera. Los tengo guardados y los otros dos se los doy el otro mes, ¿entiendes? Y yo pago los impuestos, el SOAT y toda esa mierda. Necesito un empujón tuyo porque el papá dijo que lo que dijera el hijo. Si tú me das la mano en eso mucho te agradecería. No tengo cómo comprarle otra cosa a mi papá. Tú sabes cómo es, mi vida. Eso es mi prima, esos 10 milloncitos son las primas de junio, que las sacaría para eso, porque el resto ya me tocaría prestarlo...

-JGH.: No, déjame hablar con Alvarito...

-Interlocutora: Pero pelao.

-JGH.: Sí con Alvarito el pelao, tú sabes que él anda conmigo pa’ arriba y pa’ abajo.

-Interlocutora: Exacto. Y, si es así, tú vas para el Valle, yo te doy la plata aquí y tú se la llevas si quieres. La tengo en efectivo.

-JGH.: Yo hablo con él ahora y le digo…. Óyeme vieja y entonces

-Interlocutora: Vamos a ganar José, pero yo estoy preocupada, ¿oíste? Esto es de trabajar mucho.

-JGH.: No, Caya, vení acá, yo ayer le decía a Priscila, esto es de ponerse las pilas. Estoy que busco una plata por debajo de la mesa para soltarla en los departamentos porque…

-Interlocutora: (Interrumpe) Es que eso es lo que estamos haciendo.

-JGH.: Párame bolas, párame bolas…

-Interlocutora: ¿Priscila no te contó? Párame bolas. Yo conseguí mil, mil, y Priscila dije yo: “por favor, pásame una lista de ustedes”. Y fui donde el partido mío: “Daniel, ¿dime cuáles son los líderes que no vayan a robar, que trabajen?”. Prisci: “afine esta mierda con Alicia”. Y esa fue la que se mandó y pudimos ayudar en las partes del departamento (inaudible). Necesito es que tú me ayudes con unos empresarios y uno les da la lista. Yo tengo una empresa que les da la plata. Mejor dicho, como tú quieras se puede manejar y nadie va a saber. ¿Qué dijo Priscila?

-JGH.: A ver, párame bolas (inaudible). Ahora en las pasadas nos aprovechamos de la plata que se robaron y una plata de Vargas Lleras de transporte y de vainas. Hoy no la vamos a tener.

-Interlocutora: Así es, así es

-JGH.: Y nosotros tenemos que tratar de organizar el transporte, organizarlo ahora con tiempo, no dejar las vainas pa’ lo último. Eso si nosotros no hubiéramos conseguido esos diez y pico de millones de pesos, quizás hubiéramos pasado (inaudible). Hijueputa (inaudible) queriendo robar 15 millones, qué le debíamos 15 millones para el Chimichagua. Está loco.

-Interlocutora: Está loco. Y le dijo al presidente. En la lista no aparece él.

-JGH.: ¿En qué lista va a aparecer?

-Interlocutora: Yo la tengo.

-JGH.: Además se la pasa jalando cagadas.

-Interlocutora: ¿(Inaudible) de Carlos Mattos?

-JGH.: No joda, ya, ya no, ya…

-Interlocutora: Ya está en Madrid entregado

-JGH.: Sí, pero se presentó en el consulado y dijo que él no tenía orden de captura,

-Interlocutora: (Inaudible) José que ya el abogado aquí dijo ayer que sí era verdad todo lo que habían hecho. Los dos abogados. ¿Leíste la noticia? En El Espectador.

-JGH.: Sí, sí, sí claro. Grave.

-Interlocutora: Grave, ¿oíste? Grave José.

-JGH.: Grave, grave, grave.

-Interlocutora: A ese man se le daño su vida. Ahora estamos nosotros medio limpios…

-JGH.: (Inaudible) Párame bolas. Como ayer me decía Mauricio Pimiento. Eche, es que a la hora del cuento él no tenía que mover nada porque él tenía la razón y se pone a mariquiar y mira.

-Interlocutora: Ese es el poder que no quiere perder, que no quiere perder un peso ni nada y tienen.

-JGH.: Uhumm.

-Interlocutora: (Inaudible) Cayó hasta la mitad de Aristides Ariza con ellos, que eran hermanos, (inaudible) porque los “picarionió” también. Lo que es Silvia y Aristides ellos eran socios. Como hermanos.

-JGH.: Claro, su compadre.

-Interlocutora: Sabes que se odian. Se baja del Resort allá en la finca de él allá en Bucaramanga. Se odian. Pa que tú lo sepas.

-JGH.: Pensé que la mujer trabaja allá con él, ¿no?

-Interlocutora: No, la mujer compró la franquicia en Santander. Eso se acabó esa amistad. Por cierto, voy a llamarlo a ver cómo le quedó el ojo.

-JGH.: Muy pegado a la plata vale

-Interlocutora: Así es. José, ¿tú nieta cómo ha estado?

-JGH.: La nieta, pues bien.

-Interlocutora: ¿A quién se parece?

-JGH.: A mí.

-Interlocutora: Ah bueno.  José, ¿qué más le digo? El jueves voy a necesitar tu ayuda para que me prestes a Lucho, Luyo el de Goyo, con un carro tuyo pa’ irme pa’ Riohacha.

-JGH.: Bueno.

-Voz desconocida de mujer.: (se superpone en la llamada) a la posesión de Duque porque vamos a tratarnos con Duque.

-Interlocutora: Me tienes que lambonear o no vas a la posesión hijueputa.

-Voz desconocida de mujer.: Qué qué, ¿qué dices?

-Interlocutora: Me tienes que lambonear, me tienes que lambonear a mí.

-JGH.: (Inaudible)

-Interlocutora: Nada más tengo al Goyo, a mi esposo y a la Caya. Nada de (inaudible) todavía en la lista. Con Priscila estoy haciendo la lista en borrador.

-Voz desconocida de mujer.: (Inaudible)

-JGH.: (Inaudible) Hazte un video

-Voz desconocida de mujer.: Claro, ya se lo mandé a Duque

-Interlocutora: (Inaudible) Va a ver la posesión en video. ¿Sabes a quién voy a invitar? Al hijo de Orlandito Mejía, va pa la posesión.

-JGH.: ¿Cómo?

-Interlocutora: El hijo de Orlandito Mejía va la posesión, va conmigo. Y a María Fernanda le tomo una foto cuando el peladito esté entrando al Palacio de Nariño. Como ella estaba dando unos rejos. Le dije: “Mari, me parece que a esta posesión el que va es Antonio”. Igual le gustó. Y entonces me lo llevo, me lo tiene que traer Julieth pa’ acá. (Inaudible).

-JGH.: (inaudible) Pero eso fue de último.

-Interlocutora: Y tú, ¿qué más (inaudible)? Los que entraron de segundo, uhm, uhm, no hablado con nadie. Y te voy a contar algo. Didier Lobo, Priscila mandó a decir que, si Duque no lo ha llamado, entonces se va a quedar esperando.

-JGH.: Te voy a tirar la última, te voy a tirar la última. Me contó (inaudible) que Duque tenía que ir a hablar con ellos. O sea, se van a quedar esperando.

-Interlocutora: Se van a quedar esperando. Yo lo tengo alineado. Lo mismo con el alcalde de Aguachica. Cuidado hace uno un llamado. Ese hombre es un sin vergüenza y está metido en el tema del tráfico de alimentos de menores. Así que usted no se vaya a ensuciar. Bien o mal, él sabe que yo he echo cuidado

-JGH.: No, no eso me dio. Otra cosa que hablamos (inaudible) Se lo dije a Priscila ayer: no se deje llevar a la vieja Francia que ella está loca.

-Interlocutora: ¿A cuál Francia?

-JGH.: Francia Sierra.

-Interlocutora: No, mi amor, cálmate. Cuando me vea te cuento. Llegaron unas pruebas de la esposa del man ni las hijueputas. Yo se las llevé a Priscila y ya les voy a entregar a Uribe el martes, con video y de todo, ¿oíste?

-JGH.: Tú quieres que te diga una cosa. Aquí entre tú y yo. Sabes yo qué digo con la esposa mía. Mi difunto hijo. Ese muchacho que mataron por la política lo mató fue la vieja Franklin y la prima Shaki. Tú sabes que yo era de esa casa.

-Interlocutora: ¿Ustedes no son parientes?

-JGH.: Primos, primos. ¿Y yo no traté de arreglar ese problema?

-Interlocutora: Sí, ¿tú no le contaste a Priscila?, ¿Priscila sabe?

-JGH.: No. Yo le dije a Priscila: hermanita, quién te puede contar eso y se lo voy a contar a Iván y me dijo: “No, y a ti sí te lo cree porque tú no le vas a echar mentiras”. No se dejen convencer y eso fue un paso en falso. Porque él tenía que quedarse callado. 

-Interlocutora: Claro, pero...

-JGH.: ¡Callado!

-Interlocutora: Le estaban endilgando el apoyo y para él no era conveniente, lo que no debió haber dicho eran las dos palabritas que dijo, porque lo mató.

-JGH.: Exacto, lo mató.

-Interlocutora: Él pudo haber dicho: 'Eso no es cierto, y punto'.

-JGH.: Sí, exacto. Él es un señor que está en la cárcel, ¿no entiendo cómo me va a apoyar desde la cárcel?

-Interlocutora: Exactamente

-JGH.: Se salió por la tangente y ese paso en falso se lo hicieron dar, grave...

-Interlocutora: Así es.

-JGH.: No, no. Y esa vieja está loca, marica, no se pueden dejar llevar de esa vieja.

-Interlocutora: No, no. Para nada. Yo no tengo feeling con ella. Ah, bueno, te iba a decir, Ñeñe, me voy para la alta Guajira. Me mandó Iván y Uribe para Manaure, para Uribia, voy a Riohacha y a Maicao. Entonces, yo viajé en tu carro, porque yo me vine en el carro de Rafa y me dio claustrofobia, casi me bajo en la mitad de la calle, un carro apretado, las piernas, casi me cortan las piernas en Valledupar. Entonces, Goyo me dijo que él le ponía la gasolina, pero que él te decía a ti.

-JGH.: Ah bueno

-Interlocutora: ¿Oíste? Para que me prestes uno de los carros para irme con Lucho, el conductor.

-JGH.: Ah bueno, sí.

-Interlocutora: El conductor de él que es muy bueno, Luis.

-JGH.: No, no, no. Cuenta con eso.

-Interlocutora: Sí, porque es que eso en La Guajira se está enfriando y ya yo mandé toda la publicidad para Valledupar para repartirla, ¿me entiendes? Entonces... Porque tenemos que ganar en La Guajira, ahora se pegó Deluque allá.

-JGH.: Claro, tiene que pegarse, si esa mondá que les pegamos... ah, tenemos el alcalde, marica. A Miguel, yo tengo que ir a hablar con Miguel, que nos ayude allá en la Alcaldía.

-Interlocutora: Vamos a meter a su hijo en algo ahora con Gobierno...

-JGH.: Oíste, ¿tú sabes que Miguel, el primo de María Mónica, lo nombraron alcalde?

-Interlocutora: No, si ese come mierda no contesta el teléfono. Es un hijueputa. Díselo a María Mónica.

-JGH.: ¿Quién, Migue?

-Interlocutora: Ponlo en altavoz. Ese primo de María Mónica es un come mierda que parece que nunca hubiera visto a Dios. Me cansé de llamarlo porque Uribe necesitaba decirle algo y el pelao ni recomendado con María Mónica me contestó.

-María Mónica: (inaudible) ... tu razón. Él mismo me contestó: dile que me llame.

-Interlocutora: No, estoy aburrida de llamarlo. Y le escribo antes, porque yo sé que esos personajes cuando no han visto a Dios se asustan, entonces le digo: mira, te voy a llamar.

-María Mónica: (inaudible)

-Interlocutora: No, me da pena. Ñeñe, con ese careculo primo de María Mónica me aburrí. Nos tuvo que ayudar otra persona del otro lado porque Uribe necesitaba algo con urgencia en Riohacha y el man nunca me atendió. Ni la cortesía de devolver la llamada, entonces que coma...

-JGH.: (inaudible)... ¿o ahorita?

-Interlocutora: Lo he llamado 20 veces, a María Mónica le consta, porque yo le dije: “Mari, ayúdame, porque me dijeron que ese man se mueve contigo”. Nada. Le mandé al lado de la casa de Juan Manuel Daza, que le dijeran, le mandé una notica...

-JGH.: (inaudible)

-Interlocutora: Ah, bueno, para que veas quién va a saber. Entonces ya se jodió. Ya ni me importa, ya no me entra a mí ni con bola de cebo, por carecagá. Voy a apoyar a Deluque, ¿oíste? Díselo, María Mónica.

-JGH.: Si nosotros hacemos una reunión para buscar plata, ¿pa qué llevan a (inaudible)?

-Interlocutora: Nombre, ¿quién lleva a ese mojón? Yo no entiendo que lo quieran tener aquí en la zona, un hombre tan imprudente.

(inaudible, se cruzan las voces)

-Interlocutora: Oye este cuento. Los empresarios estos me dieron esa cantidad. Cuando empezaron a sugerir, porque uno sugiere, uno no obliga. Cuando se llegó a Valledupar, al Cesar, le preguntaron a mi jefe y mi jefe dijo: hombre, si Ismael me dijo que había $250 millones, más bien mande eso para Antioquia, para algún pueblo... Le quitaron el apoyo al Cesar por el bocón de Ismael, ¿cómo te parece?

-JGH.: Claro, por el hijueputa ese... lamb(inaudible). Ni siquiera pregúntele que yo me pasé, me levanté y le dije: “Ismael y aquí no hablen de que recogimos ni un hijueputa peso”.

-Interlocutora: Fue y se lo tenía a Uribe. Te puedo mostrar el chat cuando Uribe le dijo... ¡a Salgar! Dijo Uribe: No, hija, si Ismael me dijo que habían recogido $250 millones y eso le sirve a Salgar (Antioquia). Me quitaron el recurso a Valledupar, $100 millones, y lo mandaron para Salgar.

-JGH.: Y a Valledupar no me mandaron 90 barras.

-Interlocutora: No, pero esto eran $100 aparte de unos empresarios. ¿Y sabes quién iba a manejar esa plata? Goyo. Para que se fuera municipio por municipio entregando así sea de a $5 y resulta que este hijueputa Ismael le dijo a Uribe que había $250 millones y que allá no se necesitaba más plata.

-JGH.: Lambonazo. Oye, es un lambonazo. No hace un culo, no tiene votos ni pone nada y se la pasa hablando cagá. Imagínate la valla esa, la plata la dio Poncho Zuleta y la ponía era él.

-Interlocutora: (inaudible) Yo llamé a Ape Cuello, le dije: tengo un problema. La seguridad me llama a las 11 de la noche. Resulta que no hemos podido conseguir vallas, valen millón y medio y este hombre dice que no va a dar un peso. (inaudible). Ape me dijo: mandámelos aquí y les dio $5 millones, e Ismael peleando por 100.000 pesos. Nombe. Y se lo dije a Uribe: No dio un peso allá, jefe, eso es puro (inaudible). Yo al jefe lo tengo alineado, yo a Uribe le cuento todo, Ñeñe.

-JGH.: Es un hijueputa ese. El otro también, el Faruk. El otro día: ¿Faruk y tú cuánto vas a dar? Erda, se puso como un tití, (inaudible) Que va a dar plata, ni que nada. Esos no gastan de su bolsillo.

-Interlocutora: Ni un peso. Eso también lo sabe mi jefe, por eso lo bloquearon en el Cesar. El Cesar fluyó porque a Faruk lo sacaron del Cesar. Con eso te digo todo.

-JGH.: Sí, claro.

-Interlocutora: Sacaron a Faruk, a Sergio y a Álvaro José (risas). Y funcionó, marica, el operativo. Y Uribe queda mudo. Y resulta que el otro día le dijeron: presidente, el Magdalena funcionó porque Honorio no participó y él queda con los ojones abiertos.

-JGH.: A Honorio no lo quieren, marica.

-Interlocutora: Tampoco.

-JGH.: ¡No lo quieren! ¿Te acuerdas cuando yo te dije la vaina de los alcaldes? Dijeron: “con Honorio no quieren saber absolutamente nada”.

-Interlocutora: Pa nada. Háblate con Goyo pa’ ver si nos vemos.

-JGH.: Ah, bueno, yo llamo a Goyo para ver si ... (inaudible)

-Interlocutora: (inaudible), tienes que llamarlo como a las 11:30 que él está en el culto, está rezando. Oye, llama a Álvaro de Castro y me cuentas.

-JGH.: Yo lo llamo ahorita y te digo

-Interlocutora: Pero cuidado se te olvida que ahora (inaudible)

-JGH.: (inaudible) Oye, manita, ahí hay que hacer una reposición porque el Centro Democrático allá no vale ni tres tiras de mondá.

-Interlocutora: No, eso no sirve ni un carajo. Dímelo a mí.

-JGH.: Por eso es que no hemos podido ni tener nunca un representante.

-Interlocutora: Ni un senador.

-JGH.: Por eso es que me hablé con Ape

-Interlocutora: ¿A dónde?

-JGH.: No, donde la hermana en el Country

-Interlocutora: Ah, ¿tú fuiste también el Prom del Nueva Granada?

-JGH.: Hmm

-Interlocutora: ¿Y quién te invitó?, ¿tu prima Nani?

-JGH.: No, yo no fui a ningún Prom. A mí me invitó fue Gregorio Malo allá al Country a la primera comunión de la hija de Ape Cuello. Me dijo: “compadre, yo voy a financiar toda la campaña ahora en la segunda vuelta”.

-Interlocutora: Así es, se lo dijo a Uribe en su cara.

-JGH.: Dijo: Yo voy a financiar todo.

-Interlocutora: Así es. Y Iván lo sabe todo, todo, todo.

(...)

-Interlocutora: Pero bueno, en todo caso la salvación nuestra fue De la Peña y Ape Cuello. Económicamente.

-JGH.: Claro. Te voy a decir una cosa: De la Peña y Ape Cuello se pusieron la camiseta a trabajar.

-Interlocutora: Y tú que lo sabes.

Comparte en redes: