El Ejército no secuestra ciudadanos: general Lasprilla

El general Jaime Alfonso Lasprilla invitó a los jóvenes, que son parte de los procesos de reclutamiento, a que se sientan orgullosos de prestar un servicio a la patria.

“El Ejército no secuestra ciudadanos”, así respondió el comandante del Ejército, general Jaime Alfonso Lasprilla, a las críticas desatadas luego de las denuncias sobre una serie de reclutamientos ilegales adelantados por miembros del Ejército en varias regiones del país.

Aunque el alto oficial reconoció errores en las rutinas de reclutamiento realizadas en Bogotá, Arauca, Guaviare y recientemente en el Valle del Cauca, defendió la acción del Ejército y advirtió que estos procedimientos serán sometidos a estrictos controles de vigilancia y auditoria para evitar que se cometan irregularidades.

Estos procedimientos no son batidas y lo quiero dejar en claro. Este es un compromiso que como ciudadanos todos los hombres estamos llamados a ejecutar. Yo invito a que los jóvenes, que son convocados a que sirvan con orgullo a la patria y en defensa de su territorio”, dijo Lasprilla, durante la rendición de cuentas del Ministerio de Defensa.

El alto oficial señaló que la institución reconoce las fallas en los procedimientos anteriormente mencionados y advirtió que los responsables recibirán sanciones ejemplares, para que este tipo de casos no se vuelvan a registrar. “En los retos que hemos tenido hemos buscado soluciones de fondo y si hay que sancionar lo haremos de manera ejemplar y contundente”.

“Lo más importante para hacer que el reclutamiento sea transparente y eficiente, vamos a requerir de la compañía de los organismos de control, como la Defensoría del Pueblo, y de la Policía Nacional para que exista una especie de veeduría. Adicionalmente, se realizará un procedimiento fílmico que nos permita llevar un permanente control”, señaló.

A su turno, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, destacó la actitud del Ejército de “ponerle la cara” a los problemas y responder con profesionalismo. “Hay que proceder bien y sancionar esas malar prácticas que tanto daño le hacen a institución. Con esa directiva se busca que se garanticen los derechos de los jóvenes llamados a responder a este compromiso”.

Estamos llamados a tomar las armas para defender la integridad territorial. No podemos dejar en manos de los terroristas esta labor que es monopolio total del Estado. Es un deber ciudadano”, puntualizó el general Lasprilla.