El fin del conflicto garantizará una mayor libertad de prensa: Flip

La Fundación para la Libertad aseguró que de refrendarse los acuerdos de paz con las Farc, mejorarán las condiciones para ejercer el periodismo.

Según la Flip, la desmovilización de las filas de las Farc ayudará a consolidar el derecho a la libertad de prensa. /Fto: Archivo.

Esta semana, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) señaló que el fin del conflicto armado con las Farc contribuiría de manera importante a mejorar las condiciones para ejercer la libertad de prensa en Colombia.

“La Flip considera que (…) el acuerdo implica el final de una de las confrontaciones armadas que ha sido fuente principal de censura, miedo y aislamiento informativo en Colombia”, señala el comunicado. Y es que, según las cifras de esa organización, en el marco de conflicto armado se ha cometido más de 600 agresiones contra periodistas y comunicadores.

De estas, señala la Flip, las Farc han cometido 137 ataques que incluyen al menos 85 amenazas, 13 asesinatos y ocho secuestros de periodistas.  Por su parte, la Fuerza Pública habría sido culpable de 230 agresiones, 22 amenazas, cuatro asesinatos y 25 detenciones ilegales a periodistas.

“Las graves consecuencias del conflicto armado para la libertad de prensa han debilitado la democracia: la violencia instaló miedo y autocensura. Los periodistas en Colombia saben mucho más de lo que publican y no lo hacen porque conocen las consecuencias violentas que otros ya han padecido.”, explica el comunicado.

Pero, más allá del fin del conflicto con la guerrilla más antigua del continente, la Flip rescató que dentro de lo pactado con las Farc se hable de manera explícita de aspectos que involucran directamente el derecho a la libertad de expresión, pues el acuerdo contempla convocatorias y capacitaciones para fomentar las radios comunitarias y mejorar el acceso a  la información pública.

Destacó también el propósito de que los criterios para asignar la pauta oficial sean más transparentes, lo que para la Flip significa “un impacto significativo en la autonomía de los medios y la forma como se ejerce periodismo en Colombia”. Este tema ya ha sido abordado por la Flip en el pasado, cuando realizó un estudio para Oficina del Alto Comisionado para la Paz sobre el tema.

Finalmente, la Fip señaló que mantendrá una actitud vigilante frente a otros puntos del acuerdo que tienen que ver con la libertad de prensa y de información. Se trata del acceso de los perioditos a los proceso judiciales que se adelanten en el Tribunal Especial para la Paz, el tema de la financiación de contenidos por parte del gobierno para la promoción de una cultura de paz y las 31 frecuencias de radio que serán administradas por una cooperativa de las FARC.

Los atentados de las Farc contra la libertad de prensa

Como todos los actores del conflicto, las Farc no están exentas de atentar contra los periodistas. Uno de los primeros crímenes que este grupo cometió contra la prensa fue el asesinato de Enrique Gutierrez Oviez el 21 de Mayo de 1981, quien era el fundador y locutor de la radio “La Voz del Río”. Las Farc entraron a la cabina donde presentaba el noticiero de la mañana y lo acribillaron. Fue el primer periodista asesinado en Caquetá.

Años más tarde, murió asesinado el reportero radial Fernando Bahamón Molina, cuyo crimen presuntamente fue ordenado por las Farc en marzo de 1987. Además de trabajar en el radio periódico “La Voz de la Selva”,  Bahamón Molina era concejal municipal de San Vicente del Caguán por la Unión Patriótica (UP).

También en ese departamento, a finales del año 2000 habrían sido asesinados por las Farc los periodistas de la emisora “La Conga” Guillermo León Agudelo y Alfredo Abad López. Seis meses más tarde, su colega José Duviel Vásquez fue abatido por un par de sicarios que presuntamente estarán siguiendo órdenes de las Farc. Después de estas muertes, los pocos periodistas que quedaron en “La Conga”, dejaron de hacer periodismo e incluso, abandonaron el país.

A los seis meses, el 6 de julio de 2001, la misma suerte corrió José Duviel Vásquez Arias, quien llegó a asumir las riendas de la emisora tras la muerte de Agudelo y Abad. Murió baleado en Florencia (Caquetá), cuando iba caminando junto a un colega. Si bien las investigaciones en la Fiscalía por este caso no han logrado dar con los responsables, los periodistas de la región atribuyen el asesinato a las Farc.

Así mismo, se recuerdan hechos como el exilio que en 2009 anunció el periodista Herbin Hoyos, creador del programa “Las voces del secuestro”, después de que las autoridades frustraran un atentado de las Farc dirigido en su contra. La bomba contra la cadena radial Caracol Radio detonada el 12 de agosto de 2010 a las 5:30 de la mañana, también implicó un acto de las Farc para acallar a la prensa.

“Creemos que el acuerdo abre la esperanza de que estos ciclos de censura empiecen a cerrarse y la libertad de prensa tenga menos obstáculos en el país”, dijo la Flip en el comunicado.