'El Fondo Premium fue una pirámide'

Sergio Rodríguez y Juan David Riveros, abogados de inversionistas, rechazan que Eric Anderson, quien fuera gerente del Fondo, pretenda estar ahora en la orilla de las víctimas.

Los abogados de las víctimas del Fondo Premium Juan David Riveros y Sergio Rodríguez.
Los abogados de las víctimas del Fondo Premium Juan David Riveros y Sergio Rodríguez.

El escándalo de Interbolsa, que hoy tendrá su primer episodio ante jueces con la imputación de cargos a 16 personas, está íntimamente ligado al Fondo Premium de Curazao. Sergio Rodríguez y Juan David Riveros son los abogados del 12% de ciudadanos o firmas de Colombia que invirtieron en ese Fondo y que ahora no saben qué será de sus dineros, tras descubrirse que los recursos nunca salieron para Curazao, sino que se quedaron en Colombia y fueron, supuestamente, usados para que los directivos de Interbolsa se hicieran autopréstamos o para comprar acciones infladas de Fabricato.

La mayoría de la gente no entiende aún cuál es la conexión entre Interbolsa y el Fondo Premium.

Sergio Rodríguez (S.R.): Interbolsa obtuvo recursos de más de 1.250 personas, a quienes les dijeron que invertir en el Fondo Premium era particularmente seguro, porque los dineros se iban a distintos países, pero en realidad los dineros permanecieron en Colombia: en activos especulativos como Fabricato, en préstamos a Interbolsa y a terceros con la garantía de Interbolsa y en préstamos a sociedades de los mismos promotores del Fondo: los señores Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz y Víctor Maldonado.

¿De dónde surge la división con Jaime Granados, el otro defensor de las víctimas del Fondo Premium?

S.R.: En diciembre pasado, presentamos una denuncia penal por una serie de delitos y consideramos que uno de los partícipes es el señor Eric Anderson, administrador gerente del Fondo, a quien el doctor Granados representa. Parte de la responsabilidad en la catástrofe del Fondo Premium está en las indebidas gestiones del señor Anderson. Si él, como creemos, es culpable, el doctor Granados no puede representar a las víctimas del Fondo Premium. Es conflicto de intereses.

¿Quiénes habrían promovido la estafa del Fondo Premium?

S.R.: Siempre aparecen dos personas en la lid del crimen, que son quienes promovieron la constitución del Fondo, crearon la sociedad en Curazao, asignaron a Anderson como director y administrador, fueron nombrados por Anderson como responsables de la inversión y, al final de la historia, recibieron directa o indirectamente recursos de ese fondo: Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo.

Juan David Riveros (J.D.R.): Hay créditos otorgados por el Fondo a Víctor Maldonado por unas cuantías importantes. Él es socio de Interbolsa y además, socio de Juan Carlos Ortiz en otros negocios. Los que crearon este monstruo fueron Ortiz y Jaramillo, que eran asesores del Fondo y recibían entre US$350.000 y US$400.000 mensuales cada uno. Ese dinero deberían devolverlo para cubrir lo que está pasando.

¿Y Alessandro Corridori?

J.D.R.: Él recibió unos préstamos, para participar en todo ese negocio de Interbolsa de la acción de Fabricato.
Ustedes han señalado que las aproximaciones de los Jaramillo y Ortiz con las víctimas son inconvenientes. ¿Por qué?

J.D.R.: Ahora resulta que el señor Anderson, representado por el doctor Jaime Granados, está haciendo supuestos acuerdos de reparación con quienes también están involucrados en esas mismas conductas irregulares. Sin querer ser pesimista, se puede perder más del 50% de la inversión. Claramente, esto es un acuerdo entre los cómplices de esta catástrofe.

S.R.: Además, no entendemos cómo los funcionarios que trabajan en Premium ahora están en las oficinas de Granados.

¿Cómo así que exfuncionarios de Premium trabajan ahora con Jaime Granados?

S.R.: Todos los funcionarios del personal administrativo, representantes legales de Valores Incorporados y de Rentafolio Bursátil y asesores jurídicos, que son 20 personas, pasaron a estar bajo las instrucciones del doctor Granados. Todas esas personas están denunciadas.

¿A trabajar cómo?

S.R.: En el equipo que supuestamente estaba determinando dónde estaban los activos y qué se puede recuperar.

¿Dónde está la plata?

J.D.R.: No sabemos.

S.R.: El señor Granados dijo que peritos forenses iban a investigar dónde está la plata y quién la sacó, pero entregaron unos informes que son una vergüenza. No dicen nada y no le permiten a la justicia avanzar. En el informe de Granados se dice que hay US$61 millones en acciones de Fabricato, que estaban valoradas en $90 y ahora están en $15, dígame cuánto no se perdió. También hay US$110 millones en préstamos y US$83 millones son de dudoso recaudo, porque están de créditos sin pagarés ni soportes documentales.

¿Fue Interbolsa la caja menor de un grupo financiero que quería extender su imperio?

S.R.: Uno podría decir que Premium fue la caja menor de esos señores, que captaron la tontería de US$175 millones y los pusieron en sus propios negocios. En los años 80, tuvimos el mismo escándalo de autopréstamos —de los que Guillermo Cano fue uno de los más severos denunciantes— y manejos indebidos de los fondos Grancolombiano y Bolivariano. Aquí pasó exactamente lo mismo. La plata nunca se fue para el exterior, se captó en Colombia por promotores colombianos, pero la primera reacción del Gobierno fue: “Si ustedes colocaron su plata en Curazao, vayan a cobrarla a Curazao”. ¡Pues de ninguna manera!, señor Gobierno.

¿Uno puede decir que el Fondo Premium era una pirámide?

J.D.R.: Creo que sí. Ellos recibían la plata y se la ponían a los mismos dueños del Fondo y de Interbolsa, y la dilapidaron.

S.R.: Los dineros se enviaban a una cuenta de Rentafolio Bursátil y de Valores Incorporados, entraban en subcuentas, y de ahí retiraban plata para hacerles préstamos a terceros, para invertir en Fabricato y para devolverles a los inversionistas. Es en ese sentido que esto parece una pirámide.

[email protected]

@jdlaverde9

Temas relacionados