El homicidio que tiene nuevamente tras las rejas al excongresita Dieb Malof

Un fiscal de Derechos Humanos dictó medida de aseguramiento en contra el exsenador por el crimen del alcalde de Santo Tomás (Atlántico).

Un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos y DIH dictó medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación contra el exsenador Dieb Nicolás Maloof Cusse, en el marco de la investigación que se le adelanta por su presunta responsabilidad en los hechos que rodearon el asesinato del alcalde del municipio de Santo Tomás (Atlántico), Nelson Ricardo Mejía Sarmiento el 29 de abril de 2004.

Según la investigación, el excongresista fue el determinador del crimen del mandatario municipal, quien fue abordado por sujetos armados cuando se encontraba en un restaurante en la ciudad de Barranquilla, frente a la sede del antiguo Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). El crimen se presentó cuando se aprestaba a tomar posesión de su cargo por segunda vez, luego de cumplir una sanción emitida por la Procuraduría.

Pese a sus problemas de salud, Maloof Cusse será recluido en un centro carcelario. La investigación surge de una compulsa de copias expedida por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que considero que estos hechos no tenían relación con las funciones del senador.

Por estos hechos el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Barranquilla, condenó, el primero de marzo de 2006, a una pena de 28 años y 6 meses de prisión por el delito de homicidio agravado, a Jaime Rodríguez Hernández, alias el Chacal, entonces integrante del Frente José Pablo Díaz, del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El excongresista fue condenado en 2008 a 58 meses de prisión por el juzgado especializado de Santa Marta tras aceptar su participación en los delitos de concierto para delinquir agravado, alteración de resultados electorales y constreñimiento al elector, esto dentro del llamado proceso de la ‘parapolítica’.

Malof habría firmado un pacto electoral y político con el entonces comandante paramilitar, Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’ con el fin de beneficiarse electoralmente de la presión ejercida en el departamento del Atlántico por los grupos de Autodefensas.