El jugoso negocio del IVA en la DIAN

Dos redes delincuenciales, integradas por 17 personas, fueron desmanteladas en Barranquilla porque, al parecer, se habrían apropiado de más de $50.000 millones de los impuestos de los colombianos.

Blanca Jazmín Becerra, capturada en 2011 es señala de ser el cerebro detrás del desfalco. / Archivo

La nueva polémica por las devoluciones ilegales del impuesto al valor agregado (IVA) de mercancía que había entrado y salido del país, se centra en Barranquilla, donde dos bandas, al parecer, obtuvieron de forma ilegal alrededor de $50.000 millones a través de la creación de empresas fachadas y facturas de falsas exportaciones. La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y la Fiscalía desde 2011 están detrás de esta gran red nacional que se ha apropiado de más de $200.000 millones que pertenecían al Estado. Otra de las líneas de investigación es el lavado de activos.

La Fiscalía inició un proceso en contra de estas personas, que se dividen en dos redes —una de diez personas, la otra de siete— trabajando independientemente pero con el mismo modus operandi, consistente en crear empresas de papel para presentar falsos documentos que supuestamente demostraban la compra y venta de materias primas con fines de exportación. En pocas palabras, pretendían simular la compra de mercancía que supuestamente traería un beneficio al país, razón por la cual se les devolvía el IVA.

La primera red fue desmantelada tras la captura de siete personas, entre las que se encuentran el jefe de devoluciones de IVA de la DIAN del puerto marítimo de Barranquilla, Franklin Sánchez, y otro exfuncionario de la entidad, José Alfredo Mindiola. Este último había sido retirado de la DIAN un mes atrás, pues se encontró que tenía una condena e inhabilidad por el delito de cohecho, es decir, tenía antecedentes penales por casos de corrupción. Otra detenida es la madre de Sánchez, que al parecer se encargaba de recibir el pago de las devoluciones ilegales, lo cual habría incrementado injustificadamente su patrimonio económico.

Fuentes cercanas al proceso le contaron a El Espectador que este grupo de siete personas pertenecía a la gran red que había creado Blanca Jazmín Becerra Segura, la mujer identificada por las autoridades como el cerebro detrás del multimillonario desfalco. Becerra Segura fue capturada el 13 de julio de 2011 junto con otras 13 personas que trabajaban en la empresa R&B consultores, de su propiedad, desde donde se tramitaban las facturas para hacer los recobros del IVA. La fachada que habían creado se extendió por el país y empezaron a aparecer las supuestas exportadoras de metal y textiles.

Luego de su captura, Jazmín Becerra aceptó cargos y el 5 de octubre fue condenada a 26 años y 9 meses de prisión. Sin embargo, el Tribunal Superior de Bogotá le redujo 10 años la pena, ya que el cerebro del desfalco a la DIAN se había convertido en uno de los testigos estelares de la Fiscalía. Desde ese entonces ha echado al agua a más de una persona y ha ayudado a desatar el enredo de las devoluciones ilegales del IVA. Asimismo, las autoridades le han incautado 15 bienes, entre los que se encuentran tres oficinas y 12 parqueaderos, y están tras otros inmuebles, que en total suman más de $5.000 millones.

En cuanto al grupo de diez personas capturadas, El Espectador conoció que se trata de una red independiente que también tenía nexos con funcionarios de la DIAN y Becerra. Al parecer, estas personas eran lideradas por un concejal del municipio de Juan de Acosta (Atlántico) que se encuentra prófugo de la justicia. Las autoridades le siguen el rastro y se espera que en los próximos días se dé su captura. La Fiscalía informó que esta red habría creado seis empresas fachadas que supuestamente exportaban textiles, pero en realidad servían para el lavado de activos y para realizar falsos recobros de IVA.

En medio de tantos casos de corrupción que se han revelado en la DIAN, su director, Ricardo Ortega, dijo que el Gobierno ha tomado una nueva directriz para esclarecer los hechos que ensucian a la entidad. En cuanto al caso de Barranquilla, dijo que “son las mismas investigaciones de hace tiempo. Quisiéramos que fueran más rápido. Ayudan a dimensionar y probar la cantidad de corrupción que existe en la entidad y también la problemática del lavado de activos, que es el problema más grande”. Agregó que se han adelantado operativos de este tipo en Medellín, Cúcuta, Santa Marta, Cali, Pereira y Bogotá.

El director de la DIAN puntualizó que en medio del escándalo que rodea la entidad “hay estafadores, narcotraficantes, contadores, funcionarios y exfuncionarios. Hay de todo. Lo que en realidad sucedió fue que se crearon nuevos métodos para hacer plata fácil y eso se convirtió en una enfermedad que se extendió”. Sobre las muertes de algunas personas vinculadas a la dirección, dijo que al parecer hay algunas relacionadas con el lavado de activos, pero eso es aún materia de investigación.

Al cierre de esta edición, la Fiscalía les imputaba cargos a los 17 implicados por los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito, exportación ficticia, concierto para delinquir, peculado por apropiación, fraude procesal, falsedad en documento privado y estafa agravada. En las audiencias también se solicitó la medida de aseguramiento contra los procesados. Con estas nuevas capturas, hasta el momento son 59 las personas judicializadas por este fraude, 22 de las cuales ya han sido condenadas. Las autoridades han desmantelado cuatro grandes redes y esperan continuar con los operativos a lo largo del país.

[email protected]

@santsmartinez

Temas relacionados