El lío de la extradición de “Marquitos”

La justicia de Brasil le exigió a la Fiscalía que no podía procesar a Marcos Figueroa por hechos ocurridos antes de la solicitud de extradición e imponerle una condena superior a 30 años de cárcel.

Marcos Figueroa, alias “Marquitos”. / Archivo

La extradición de Brasil a Colombia de Marcos Figueroa, más conocido como “Marquitos”, el capo del narcotráfico y del contrabando de combustible en el norte del país, aún es un misterio. A pesar de que en octubre de 2015 las autoridades firmaron la salida de “Marquitos” del vecino país, el comunicado oficial que llegó a la Fiscalía deja serias preocupaciones por las condiciones que la justicia brasileña: que no sea condenado a más de 30 años y que no sea juzgado por hechos cometidos antes de la solicitud de extradición.

En pocas palabras, que en Colombia “Marquitos Figueroa” no podría ser procesado por lo más de 100 homicidios por los que es investigado que se cometieron en La Guajira. Además, que no sería posible una sentencia mayor a 30 años de cárcel por algún homicidio cometido en Colombia, a pesar de que la ley establece como pena mínima los 33 años de prisión y 50 años como pena máxima. Un lío que tiene hace cinco meses a la espera de que se defina el futuro de Marcos Figueroa.

“Marquitos” es solicitado con urgencia por las autoridades colombianas. No solo es la clave para armar el rompecabezas de los nexos entre políticos y la criminalidad en el norte del país, sino que es pieza fundamental en investigaciones como la de la muerte de la exalcaldesa de Barrancas, Yandra Brito (asesinada en 2012) y la del homicidio del esposo de esta última, Henry Ustáriz (ocurrido en 2008). Por estos hechos está siendo investigado el exgobernador Juan Francisco Gómez Cerchar, conocido como “Kiko” Gómez.

La Fiscalía tiene 60 días para notificarse ante las autoridades de Brasil que cumplirá con los requisitos establecidos para avalar la extradición. Sin embargo, la única respuesta que se han planteado en el ente investigador es que es imposible cumplir las condicione exigidas, pues no son ellos quienes terminando imponiendo las penas sino los jueces. “Marquitos, capturado desde el 22 de octubre del 2014 en Brasil, pasará otras semanas en una cárcel del vecino país.

Temas relacionados