El miércoles continuará el proceso por chuzadas

La Sala Penal de la Corte tendrá que resolver una nueva recusación presentada por la defensa del exsecretario genera de Presidencia Bernardo Moreno.

Después de dos horas de deliberación, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia no aceptó la solicitud de nulidad interpuesta por la defensa del exsecretario general de Presidencia Bernardo Moreno.

Según la decisión del alto tribunal “la petición de la defensa carece de argumentos”, precisando así que el nombramiento del conjuez William Monroy, quien casualmente es abogado del periodista Daniel Coronell, “fue un trámite incidental”.

Monroy, según la Corte, tuvo que decidir la imparcialidad de la Sala para continuar el proceso basándose en argumentos jurídicos, “por lo que no tiene ningún interés más allá” en el proceso por ‘chuzadas’ que se adelanta contra Bernardo Moreno y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado.

Igualmente se le llamó la atención al abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de Moreno, “para que se abstenga de hacer solicitudes improcedentes que ya han sido resueltas, conteniendo así un ánimo dilatorio, y no una controversia jurídica”.

En el  marco de la audiencia, el abogado Jaime Granados, señaló que el nombramiento de los conjueces viola el derecho de imparcialidad, "puesto que sí tienen intereses" en el proceso que se adelanta contra su cliente en el proceso por las chuzadas.

Según el jurista, entre los cinco conjueces que resolvieron en segunda instancia la recusación presentada por él en la audiencia pasada se encontraba William Monroy, defensor del periodista Daniel Coronell, quien en repetidas oportunidades se han catalogado como "víctima" de los seguimientos e interceptaciones ilegales.  

“Cuando los abusos son cometidos por los jueces no pueden ser reparados”, señaló Granados al señalar que en el nombramiento de dicha sala de conjueces, Monroy tuvo que declararse impedido puesto que tenía "objetivos claros" en su decisión. 

Esta solicitud fue rechazada por la fiscal General, Viviane Morales, quien la catalogó como "nulidades disfrazadas de recusaciones", señalando así que el abogado ha cuestionado en múltiples oportunidades la posición de la Corte Suprema de Justicia. 

Sin embargo, el delegado de la Procuraduría consideró que en efecto "Monroy tuvo que declarse impedido" cuando fue nombrado, por lo que avaló la solicitud de Granados, explicando que se debe sortear un nuevo grupo de conjueces para que resuelvan la recusación.

El expresidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia César Julio Valencia Copete y el abogado Ramiro Bejarano fueron avalados como "víctimas" en el proceso que se adelanta por los seguimientos e interceptacione ilegales presuntamente perpetuados desde el DAS. 

Al inicio de la diligencia judicial, Valencia Copete señaló que desde 2007 cuando ejerció como presidente del alto tribunal “empezaron una serie de persecuciones” en su contra y la de su familia, así como una campaña de desprestigio en contra de la Corte.

Precisó además que después de algunos meses fue más que evidente la interceptación a sus teléfonos, “así como al de mi hija y el de mi mamá”, quienes también fueron víctimas del seguimientos presuntamente por parte de agentes del organismo de inteligencia.

Igualmente el abogado Ramiro Bejarano, también solicitó que se le catalogue como víctima, señalando que miembros del DAS empezaron una persecución en su contra cuando acepto defender al magistrado Valencia Copete, “investigando sin orden judicial mis bienes y mi vida privada para ‘comprobar’ si yo estaba actuando por fuera de la ley”.

A las 2:20 de la tare inició en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia reanudará el inicio del juicio en contra de la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado y el ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno por su presunta responsabilidad en los seguimientos e interceptaciones ilegales, más conocidos como chuzadas.

La reanudación se da después de que un grupo de conjueces resolviera en segunda instancia la recusación presentada por la defensa del exfuncionario presidencial en contra de los dos magistrados y siete conjueces que presidirán la diligencia judicial.

El abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de Bernardo Moreno, argumentó que los juristas debían ser declarados incompetentes por la supuesta cercanía con las víctimas de los seguimientos e interceptaciones ilegales realizados desde el DAS.

Sin embargo, la Corte consideró “infundada” la solicitud, rechazando de plano la recusación interpuesta contra los magistrados Fernando Alberto Castro Caballero y José Luis Barceló y los conjueces Guillermo Angulo González, Luis Bernardo Alzate, José Francisco Acuña, Paula Cadavid Londoño, Alfonso Daza González, Ricardo Posada Maya y Juan Carlos Prias Bernal.

La exdirectora del DAS, quien se encuentra asilada en Panamá desde noviembre de 2010, es investigada por los depresentará acusación contra Hurtado por los delitos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.

Mientras que Bernardo Moreno será acusado por los delitos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones y abuso de función pública.