El nuevo capítulo en la investigación de la Corte Suprema por el caso ‘hacker’

El alto tribunal inició una nueva etapa en la recolección de testimonios en la indagación sobre la recolección de información privada sobre los negociadores de las Farc en La Habana (Cuba) para afectar el proceso de paz.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia inició una nueva etapa en la recolección de testimonios en la investigación que se adelanta por el presunto conocimiento que tuvo el actual senador Álvaro Uribe Vélez sobre las actividades ilegales adelantadas por el ‘hacker’ Andrés Fernando Sepúlveda Ardila y la recolección de información privilegiada sobre los negociadores del proceso de paz en La Habana (Cuba).

El pasado martes 23 de marzo el alto tribunal recibió la declaración del abogado Jaime Restrepo, quien fue señalado por el ‘hacker’ de haberse reunido con el general (r) Rito Alejo del Río –condenado a 25 años de prisión por el delito de homicidio agravado- un periodista para crear una estrategia dirigida al adocrinamiento contra brigadas del Ejército y miembros de las Fuerzas Militares en contra del proceso de paz.

El abogado negó estos señalamientos y aseguró que desconocía dicha reunión o un complot criminal para afectar las negociaciones en La Habana. Igualmente aseguró que no tenía ningún tipo de conocimientos sobre unos documentos en los cuales se habría consignado la información obtenida de los negociadores. Aseguró que ha emitido conceptos contrarios al proceso en foros académicos y en su cuenta personal de Twitter.

Sobre una foto en la que aparecían varios comandantes de las Farc en un yate se reservó el nombre de la fuente que le entregó la misma, indicando que ésta fue publicada en la página del Centro de Pensamiento Primero Colombia del cual hacía parte.Finalmente aseguró que desconoce si alguna persona relacionada con el Centro Democrático habría ordenado la obtención de información privilegiada sobre el proceso de paz para torpedearlo.

Igualmente el pasado miércoles recolectó la declaración del ‘hacker’ Sepúlveda Ardila, condenado a 10 años de prisión por su participación en cinco delitos por la obtención y publicación de información privilegiada. El experto en informática ha señalado a varios de los integrantes del Centro Democrático de ordenar la búsqueda de datos.