El nuevo lío judicial del coronel (r) Plazas Acevedo por secuestro extorsivo

La Fiscalía acaba de vincularlo por el secuestro de Martha Cecilia Velásquez Álvarez en Bogotá. Según testimonios, la mujer fue entregada a las Autodefensas y asesinada.

El coronel (r) del Ejército Jorge Eliécer Plazas Acevedo se sometió a la Jurisdicción Especial para la Paz.Archivo particular

A Martha Cecilia Velásquez Álvarez se la llevaron seis personas que, vestidas con camuflado y armas de largo alcance, llegaron a una fama en el barrio Britalia en Bogotá, el 22 de febrero de 1999.  Dijeron ser parte de una comisión de la Fiscalía y estaban preguntando por una mujer de nombre Caterine. El 15 de marzo siguiente su esposo recibió una llamada en la que le pedían $600 millones. Nunca volvió. 

La Fiscalía General acaba de dictar medida de aseguramiento al coronel (r) del Ejército Jorge Eliécer Plazas Acevedo, quien está condenado a 40 años de prisión por el secuestro y homicidio del israelí Benajmín Khoudari, ocurrido el 30 de octubre de 1998. También está procesado por el crimen de Jaime Garzón, ocurrido el 13 de agosto de 1999; por la Masacre de Mapiripán, cometida por paramilitares en julio de 1997; y por el homicidio de Mario Calderón y Elsa Alvarado, investigadores del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), en mayo de 1997.

(Le puede interesar: Plazas Acevedo, el coronel bandido)

El Espectador conoció el documento de 20 páginas de la Dirección Especializada contra las violaciones a los Derechos Humanos de la Fiscalía, que lo vinculó formalmente por el delito de secuestro extorsivo. La entidad, a raíz de la investigación realizada en el caso del empresario Khoudari, dice tener evidencia de la existencia de una banda integrada por militares y civiles dedicada a cometer secuestros y homicidios.

Funcionando como escuadrones de la muerte, la organización delincuencial, dice la Fiscalía, no dejaba rastro alguno de sus víctimas. Se cuentan también los plagios de Wilson Martínez, ocurrido el 25 de noviembre de 1998 y Luis Antonio Castro Ochoa, el 11 de febrero de 1999. Los ya condenados Álvaro Guerrero Cárdenas y Fabio Ramiro Casallas, alias Gemelo, confesaron ser parte de la banda.

Del número celular perteneciente al coronel Plazas Acevedo se originaban y debidamente identificados como pertenecientes al grupo al margen de la Ley: Juan Alfredo Cuenza, Guillermo Lozano, Nelson Enrique Norato Caro, Davilco Guerrero, Horacio Norato Caro. Es decir, se pudo establecer sin dubitación alguna que el aquí incriminado, no solo conocía a estas personas, sino que era uno de los miembros”, dice el documento.

(Le podría interesar: Detalles de la acusación contra Plazas Acevedo por masacre de Mapiripán)

Para la Fiscalía es claro que Plazas Acevedo habría mantenido contacto con el sargento Guillermo Guerrero, quien “en compañía de otros militares, entregó a la víctima Martha Cecilia a las Autodefensas”. Y cuenta para ello con el testimonio del excomandante de las Autodefensas de Puerto Boyacá, Arnubio Triana, alias Botalón; así como de Omar Carmona Tamayo. Triana Mahecha dijo que los militares le entregaron a la mujer, a quien señalaban de ser testaferro de la guerrilla.

“Me dijeron que ellos conocían que era de la guerrilla y que ellos me la traían para que yo la investigara (…) Ellos llegaron a Puerto Boyacá y se la entregaron a Omar Carmona para ese año 1999. Eso fue después del hecho de Uber, primero que Martha Cecilia. (…) Esta persona duró secuestrada como 6 u 8 meses porque queríamos investigarla, pero nunca cedió a decirnos nada, después tomé la determinación de autorizarle a Jorge Enrique Andrade Sajonero que la desapareciera”, dijo Triana.

(Vea: Por desaparición de mujer en Kennedy, el Estado deberá pagar millonaria indemnización)

La Fiscalía asegura que la conducta de Plazas Acevedo es “enteramente reprochable”, pues habría participado  en sus actividades criminales teniendo plena conciencia de lo que hacía. Eduardo Carreño, abogado de la víctima e integrante del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, calificó esta decisión es un avance. “El proceso sigue en instrucción. Ha sido muy lento. Se logra la vinculación después de mucho tiempo”, señaló. En 2017, el Consejo de Estado condenó a la Nación y ordenó indemnizar a los familiares por esta muerte. Plazas Acevedo suscribió en septiembre pasado el acta se sometimiento voluntario ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

 

748656

2018-04-09T07:01:16-05:00

article

2018-04-09T11:02:37-05:00

abonilla_250859

none

Alejandra Bonilla Mora / @AlejaBonilla

Judicial

El nuevo lío judicial del coronel (r) Plazas Acevedo por secuestro extorsivo

77

4972

5049