El nuevo recurso de Andrés Camargo para tumbar la condena en su contra

El exdirector del IDU presentó una tutela ante la Corte Constitucional argumentando que su caso ya prescribió. El magistrado Alejandro Linares solicitó revisar la petición del exfuncionario de la primera administración de Enrique Peñalosa.

El exdirector del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Andrés Camargo Ardila presentó ante la Corte Constitucional una acción de tutela para que se revise nuevamente el proceso que lo tiene actualmente privado de la libertad. El exfuncionario de la primera administración de Enrique Peñalosa asegura que su caso ya prescribió.

Camargo, condenado a cinco años de prisión por el delito de celebración de contrato sin el cumplimiento de requisitos legales, señala que en el marco del periplo judicial se cumplieron los términos máximos que exige la ley para tomar una decisión de fondo frente al cargo por el que fue procesado.

En la tutela se manifiesta que la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia se tomó siete meses y 23 días en la revisión del recurso extraordinario de casación ordenado por la Corte Constitucional. En este lapso se cumplieron los términos exigidos por lo que se presentó una prescripción de la acción penal.

Para Camargo esos siete meses se deben añadir al tiempo que transcurrió desde la presentación de la acusación en su contra, el 11 de diciembre de 2006 hasta la fecha en la que se rechazó el recurso extraordinario de casación el 25 de junio de 2014. Es decir, pasaron 7 años, 6 meses y 14 días.

El delito por el que fue enjuiciado prescribe a los siete años es decir que se superaron los términos por parte de las autoridades judiciales. La acción tiene el visto bueno del magistrado Alejandro Linares quien le solicitó a la Sala revisar el recurso presentado por Camargo.

En su petición Linares sostiene que se debe “determinar si procede la acción de tutela para controvertir una decisión judicial y permite a la Corte unificar jurisprudencia en relación con el momento desde el cual debe contabilizarse los términos de la prescripción de la acción penal”.

Camargo fue condenado por su participación y responsabilidad en la celebración de contratos con la firma Cemex para la instalación de losas de la primera fase de TranMilenio. En los diversos fallos se ha manifestado que el relleno fluido presentó fraccionamiento poco tiempo después de su instalación pese a que tenía una garantía de 10 años.

Debido a estas falencias se presentaron sobrecostos puesto que las losas tuvieron que ser remplazadas casi en su totalidad generando así un detrimento patrimonial al Distrito. El exdirector del IDU ha manifestado en su defensa que nunca tuvo participación directa en la celebración del mencionado contrato.