El oso Remedios podría volver a encender el debate de derechos de los animales

El mismo abogado que interpuso un habeas corpus para liberar al oso Chucho del zoológico de Barranquilla, petición que acaba de ser negada por la Corte Constitucional, le pidió a ese alto tribunal que revise el caso de otro ejemplar de oso andino.

Desde finales de 2018 el oso Remedios está en cautiverio en el zoológico Santa Fe de Medellín.Tomada de MinAmbiente

Remedios, un oso andino en cautiverio en el zoológico Santa Fe en Medellín, y Chucho, otro ejemplar de la misma especie en Barranquilla, tienen más en común que solo su fisionomía. El abogado Luis Domingo Gómez ha interpuesto habeas corpus buscando liberarlos y ha llevado estos recursos hasta la última instancia para abrir, a su vez, el debate de si los animales tienen o no derechos. En el caso de Chucho, la Corte Constitucional acaba de negar la petición al concluir que los animales no tienen derecho a la libertad, pero esta misma semana Gómez le pidió al alto tribunal que se pronuncie sobre el caso de Remedios.

(En contexto: Corte Constitucional concluye que los animales no tienen derecho a la libertad)

Ya en agosto del año pasado, la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia había negado la petición tras recibir la impugnación del habeas corpus, que en primera instancia falló el Tribunal Superior de Medellín. En esa decisión reiteró que este recurso busca frenar las detenciones arbitrarias, protegiendo el derecho a la libertad, el cual es exclusivo para los seres humanos, con lo que ningún animal puede ser “liberado” bajo esta figura. Sin embargo, en los últimos días, Gómez radicó una insistencia en la Corte Constitucional para que el expediente sea seleccionado y estudiado.

El caso de Remedios difiere del de Chucho, pues el primero es un cachorro, mientras el segundo está en una avanzada edad. Este factor, según se ha sabido, fue determinante para negar el habeas corpus del mamífero de Barranquilla, pues expertos aseguraron que su salud se podría ver comprometida con el traslado. Remedios, por su parte, es mucho más joven. Desde diciembre de 2018 se perdió de su madre, en zona rural del municipio antioqueño que lleva su mismo nombre, debido a que se desubicó por el temor que le generó el estruendo de las motosierras de unos taladores de árboles que trabajaban en la zona.

(Le puede interesar: Corte Suprema rechaza solicitud de libertad de oso Remedios)

El abogado Luis Domingo Gómez Maldonado buscó en una primera instancia libertad de Remedios ante el Tribunal Superior de Medellín a través de un habeas corpus (recurso utilizado, hasta ahora en el país, únicamente en seres humanos). Según el Gómez Maldonado, Remedios ha estado privado de su libertad durante más de un año y medio por una decisión del entonces director de Corantioquia, quien ignoró las recomendaciones de técnicas de la corporación, en el sentido de devolver al cachorro al mismo “contexto de donde había sido sustraída -antes se pensaba que era una osezna-”.

En segunda instancia, la Sala Laboral de la Corte Suprema señaló que “no es viable que se utilice la acción de habeas corpus para la protección” de un animal. Una de las principales razones es que, constitucionalmente, este es un mecanismo creado para garantizar la libertad de la persona y su dignidad. En el caso de los animales, son catalogados por el ordenamiento colombiano como seres sintientes, pero no son considerados como personas sujetas de derecho. Al ser seres sintientes, debe garantizarse que no sufran dolor, pero no puede otorgárseles los derechos que son exclusivos de un ser humano.

(También: El oso "Chucho" agita el debate por los derechos de los animales en la Corte Constitucional)

De aceptar la insistencia de Gómez, la Corte deberá entrar a estudiar el caso concreto de Remedios y definir si sí procede concederle la libertad. Pero no será tarea fácil, pues apenas el pasado jueves la ponencia de la magistrada Diana Fajardo que buscaba modificar la forma en la que son concebidos los animales en Colombia para concederle el habeas corpus a Chucho fue vencida de manera aplastante: siete magistrados, de nueve, consideraron que no era posible reconocerle derechos a un animal.

901262

2020-01-24T07:00:00-05:00

article

2020-01-24T09:09:13-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

El oso Remedios podría volver a encender el debate de derechos de los animales

79

4697

4776