El 'Oso' sale de Justicia y Paz

El Tribunal de Barranquilla le quitó los beneficios a Marco Tulio Pérez por no confesar los crímenes de género que ejerció sobre las mujeres en San Onofre.

Marco Tulio Pérez Guzmán, alias el ‘Oso’.  / Archivo
Marco Tulio Pérez Guzmán, alias el ‘Oso’. / Archivo

Bajo la lupa de la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Fiscalía logró que la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla excluyera al excomandante paramilitar Marco Tulio Pérez Guzmán, alias el Oso, porque, supuestamente, faltó a la verdad al no confesar que ejerció violencia sexual sobre las mujeres de San Onofre (Sucre). Y es que, después de un trabajo articulado entre las direcciones de Justicia Transicional, Análisis y Contexto y Falsos Testigos de la Fiscalía, se logró evidenciar que el Oso habría sometido a esclavitud sexual a nueve mujeres —algunas menores de edad para la época de los hechos—.

A pesar de que en el corregimiento La Libertad (San Onofre) los pobladores denunciaron que Pérez Guzmán habría violado a más de 50 mujeres mientras fue amo y señor de la región, tan sólo nueve casos han sido acreditados por la Fiscalía. El Oso también es responsable de una decena de crímenes —entre desplazamientos forzados, homicidios, desapariciones y masacres— mientras ejerció como segundo comandante del frente Canal del Dique, entre 2001 y 2005, año en que se desmovilizó. Su exclusión, según el ente investigador, constituye el primer gran paso en la lucha contra los crímenes de género en el marco del conflicto armado, ya que antes esta problemática estaba invisibilizada y poco se había avanzado en términos de investigación.

El Tribunal Superior de Barranquilla determinó que el Oso había mentido en las versiones libres que rindió en Justicia y Paz. Como prueba, se tiene el cotejo de más de cuatro declaraciones en las que se evidencia que Pérez Guzmán mintió sistemáticamente, ya que no sólo en un principio aseguró que las mujeres que lo denunciaban eran mitómanas y querían algún tipo de reparación, sino que terminó aceptando que tuvo relaciones sexuales con ellas, pero bajo su consentimiento. Según la Fiscalía, el excomandante ‘para’ intentó por todos los medios impedir que las pesquisas de violencia sexual continuaran, al punto que denunció en febrero de este año a las nueve víctimas por falso testimonio.

El Oso, en la justicia ordinaria, tiene vigente una medida de aseguramiento en su contra por violencia sexual. Para la Fiscalía, las pruebas que reposan en el expediente permiten inferir que bajo Pérez Guzmán sí existía un fenómeno generalizado de esclavitud sexual en la región, al punto que este hombre era quien seleccionaba a sus propias víctimas, que tenían entre 14 y 16 años.

Para el abogado de Pérez Guzmán, Óscar Santodomingo, la exclusión fue porque ellos denunciaron que al Oso no se le estaba respetando su derecho al debido proceso. “A él, un fiscal y su abogado anterior, que lo asesoró muy mal, lo presionaron para que aceptara los crímenes de género. Pero a Pérez Guzmán lo están castigando por negarse a reconocer unos delitos que no cometió y, como él dijo, lo iba a demostrar, porque más fácil era mentir, aceptar esos hechos y quedarse con la pena a ocho años de cárcel. En la investigación que adelanta Análisis y Contexto en su contra, todavía existe la presunción de inocencia y, además, no se ha demostrado su culpabilidad. Él no es violador hasta que se demuestre lo contrario y por esa razón no lo pueden sacar de Justicia y Paz. ¿Qué va a pasar con el resto de las víctimas, con las madres que están buscando a sus hijos desaparecidos?”, precisó Santodomingo.

515968

2014-09-10T22:17:57-05:00

article

2014-09-11T08:54:32-05:00

none

Redacción Judicial

Judicial

El 'Oso' sale de Justicia y Paz

32

3531

3563

Temas relacionados