Le entregó información a la DEA y la Fiscalía

El papel del exgobernador de Córdoba en la captura del fiscal anticorrupción

El ente investigador presentó dos condiciones para iniciar una negociación con Alejandro Lyons Muskus.  

El fiscal de la Unidad Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno / Fiscalía General

El exgobernador de Córdoba, Alejando Lyons Muskus fue parte fundamental en la investigación adelantada por las autoridades de los Estados Unidos con Colombia y que concluyeron el pasado martes con la captura del fiscal de la unidad anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno Rivero y el abogado penalista Leonardo Luis Pinilla Gómez.

El exgobernador fue contactado en Bogotá por el jurista para hablar de un tema. A su apartamento, ubicado en el norte de la capital de la República, llegó a inicios del mes de mayo el abogado en una camioneta. En el vehículo se encontraba el fiscal Moreno y en ese momento se le habló de la entrega de una suma de dinero para favorecer su caso.

Lyons Muskus, quien tiene pendiente una imputación de 20 delitos por hechos relacionados con el mal manejo de las regalías en el departamento, viajó a finales de mayo a Miami (Estados Unidos) para atender una situación familiar. Hasta Estados Unidos llegó el fiscal Moreno para recibir parte del dinero prometido. (Ver Ordenan extinción de dominio a los bienes del fiscal anticorrupción)

Ese encuentro era vigilado de cerca por agentes de la Agencia Narcóticos de Estados Unidos (DEA). Lyons grabó parte de la reunión y documentó las menciones que hizo Moreno, así como la entrega de 10 mil dólares destinados a la desviación de la investigación penal. Ese dinero había sido marcado ya por la DEA y permitió verificar su destino. (Ver EE.UU. dice que exjefe anticorrupción de la Fiscalía pidió un soborno de $400 millones)

Lyons le entregó estos documentos a las autoridades de los Estados Unidos en el marco de una propuesta de colaboración. Dichas pruebas le fueron enviadas a la Fiscalía General el pasado 9 de mayo. Hecho por el cual se designó de manera inmediata un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia para que investigara a Moreno. 

El exmandatario departamental manifestó su interés para colaborar con las respectivas autoridades con el fin de obtener beneficios judiciales. Fuentes cercanas aseguraron que están evaluando esta petición, sin embargo existen dos presupuestos que se deben cumplir antes de iniciar cualquier tipo de negociación. (Ver Por tercera oportunidad aplazan imputación de cargos contra el exgobernador Alejandro Lyons)

La vicefiscal General, María Paulina Riveros explicó en rueda de prensa que existen dos condiciones para adelantar un proceso de colaboración con el exgobernador de Córdoba. La primera es que el exmandatario cuente todo lo relacionado con casos de corrupción en el departamento y no solamente los hechos relacionados con el caso del fiscal Moreno.

Igualmente debe comprometerse a garantizar una reparación integral de bienes. De cumplirse con las dos exigencias Lyons podría entrar a negociar un preacuerdo o un principio de oportunidad con la Fiscalía General. En el primero de los casso aceptaría parte de los delitos por los que es investigado y recibiría una rebaja de la pena. En el segundo, se pondría fin a la persecución penal por un año a cambio de colaboración en investigaciones.  

Por el momento, advirtió la Vicefiscal General, la audiencia de imputación de cargos contra el exgobernador sigue en firme por el momento. “En relación con el caso colombiano el proceso sigue su curso normal y estamos en proceso de evaluación de aceptar una eventual colaboración ofrecida por el exgobernador”.